Ancho de banda bajo demanda
Ordenadores y Portátiles
Ancho de banda bajo demanda
Ancho de banda bajo demanda

¿Qué es el ancho de banda bajo demanda?

Aunque el servicio de ancho de banda bajo demanda es algo que no existe en todos los países industrializados, se está dando con éxito en algunos sitios y podría ser algo extendido por todos lados dentro del algún tiempo. El ancho de banda bajo demanda ofrece un servicio móvil de ancho de banda con una base de prepago. Una persona registrada a este servicio paga por un único día de uso, por una semana o por estar todo un mes con acceso a Internet. Este servicio provee conectividad temporal a gente que no desee o no necesite tener un acceso a la red constante. Puede también ser usado como un servicio adjunto a otro establecido, donde se puede usar cuando la conexión de Internet estándar no funcione por algún motivo. Este acceso instantáneo a Internet desde prácticamente cualquier sitio, se hace por medio de torres telefónicas.

Este tipo de servicio suele ser más caro que otros planes de entrega de ancho de banda, pero es también bastante cómodo en muchas circunstancias. Con este servicio, se puede tener en cualquier momento acceso a Internet mientras estamos en un autobús, en el parque, en la playa o en cualquier sitio donde haya un servicio de telefonía, y no hace falta tener un contrato fijo con alguna compañía. Para acceder a este servicio, un usuario debe primero comprar una tarjeta para PC o dispositivo USB que pueda gestionar los protocolos entre el ordenador y el proveedor de este ancho de banda móvil. Si se elige a otro proveedor, se necesitará una tarjeta o dispositivo para ese servicio.


Una vez que el dispositivo es insertado en el puerto o la ranura, solo hay que escribir las credenciales y un pago por adelantado para el periodo de tiempo que se necesita. Normalmente, el tiempo mínimo que se exige es un día completo, donde los precios varían dependiendo del proveedor y la localización. Hay ciertos límites en la cantidad de datos que se pueden descargar sin que haya cargos adicionales al tiempo contratado. Si se pasa del límite, se empezará a cobrar por megabytes descargados, de la misma manera que ocurre cuando se pasa del tiempo en un servicio de telefonía. Esto evita que la red se colapse por un masivo uso de descarga. En la mayoría de los casos, el límite es más que suficiente.

Muchas compañías de telefonía ofrecen este tipo de servicio. En muchos casos, se necesita tener un contrato con una compañía específica para optar al servicio. Las velocidades varían mucho según el proveedor, el tráfico de la red, la calidad de la conexión y la localización del usuario en un momento dado. Antes de decidirse por un proveedor móvil, hay que asegurarse de chequear los mapas de cobertura y las redes disponibles en el área. Una buena cobertura es importante si nos vamos a mover mucho de un lado a otro. El ancho de banda bajo demanda permite acceder a una conexión segura en emergencias o cuando no hay otra forma de conectividad disponible. Es también una buena opción para viajar tanto nacional como internacionalmente.

Leer mas artículos relacionados