Anti Spyware
Ordenadores y Portátiles
Anti Spyware
Características de un anti Spyware

¿Como funciona el spyware?

¿Se ha vuelto alguna vez tu ordenador lento hasta los extremos de tardar mucho en abrir programas tan básicos como un editor de texto? Si es así, puede que el llamado spyware tenga la culpa.

El spyware o programas espía, es una categoría dentro de los programas de ordenador que se integran en tu sistema operativo de varias formas, y son capaces de comerse la mayoría de los recursos que tiene tu equipo. Están diseñados para rastrear tus hábitos de navegación en Internet, inundarte con ofertas para realizar compras, o generar tráfico para alguna Web a la que apunten. Según unas estimaciones recientes, más de dos tercios de ordenadores personales están infectados por alguna clase de spyware.

Antes de que apagues el ordenador y lo tires por la ventana por si acaso, sigue leyendo, ya que explicaremos como el spyware entra en tu ordenador, qué es lo que hace, y como te puedes librar de el.

Algunas personas confunden el spyware con un virus de ordenador. Un virus de ordenador es un trozo de código que está diseñado para replicarse todas las veces que le sea posible, moviéndose de un ordenador a otro. En ocasiones tiene unas funciones programadas que pueden dañar tu sistema operativo en varias maneras.


En cambio, el spyware no está generalmente diseñado para dañar tu ordenador. Podemos definirlo en rasgos básicos como cualquier programa que se introduce e instala en un ordenador sin permiso, y se mantiene oculto en un plano secundario a la vez que realiza cambios en la navegación del usuario. El daño que hace es más orientado a un enfoque comercial, recopilando información para campañas de publicidad y pudiendo desplegar molestas ventanas pop-up para mostrar sus productos.

En la actualidad,  la mayoría de spyware solo afecta al sistema operativo Windows, al ser el más usado del mundo.

¿Cómo se infecta uno de spyware?

Usualmente, el spyware se instala en tu ordenador por algo que haces, como por ejemplo pinchando un anuncio e instalando un programa de prueba, dar permiso a sitios Web para instalen componentes para ver ciertas páginas, etc. Estas aplicaciones suelen usar trucos para que instales algo, donde esta oculto el spyware. En una ventana que surge de la nada, puede estar mostrando una alerta, donde normalmente apretamos el botón de cancelar. Pues este botón precisamente está haciendo el efecto contrario instalando el spyware. Este tipo de trucos son comunes.

Los métodos más comunes son los siguientes:

  • Instalación de programas peer-to-peer - Algunas de estas aplicaciones cargarán el spyware como parte de su instalación previa. Cuando vamos a cargar uno de estos programas de compartir información, debemos primero documentarnos antes de si instala software no deseado.
  • Descarga de drivers – Esto suele ocurrir cuando una Web o una ventana pop-up automáticamente trata de descargar e instalar un driver que necesitas para hacer funcionar algo. Se mostrará una ventana pidiendo tu aceptación para cargar el driver.
  • Barras de navegación – Suele ser un software que se ofrece para mejorar el aspecto y funciones de tu navegador, en forma de barra de herramientas añadida a la existente. Normalmente cumplen con lo que prometen, pero también incluyen elementos de spyware como parte del software.
  • Enmascarado como anti spyware – Puede que sea el truco más poco ético en la lista. Suele aparecer en forma de pequeña ventana que nos indica que estamos potencialmente infectados con spyware y se nos ofrece instalar su programa para limpiar el ordenador. Realmente están cargando su propio spyware.

¿Qué nos puede hacer el spyware?

Puede hacer varias cosas una vez que está ya instalado en nuestros ordenadores.

En principio, la mayoría del spyware funciona como una aplicación en segundo plano según se arranca el ordenador, acaparando RAM y rendimiento del procesador. Puede generar innumerables ventanas pop-up de anuncios y publicidad que ralentizan la navegación por Internet, hasta hacerla inaceptable. Puede cambiar la página de inicio del navegador mostrando una página comercial, he incluso impedir que la puedas volver a cambiar.

Algunos programas de spyware redirigen las búsquedas que haces en Internet, controlando los resultados que se muestran y haciendo que los buscadores que normalmente usas, sean prácticamente inútiles. Pueden también modificar las librerías DLL que se usan para conectar a Internet, causando fallos de conexión difíciles de diagnosticar.

Otros programas spyware, pueden cambiar la configuración de acceso a Internet de tal manera, que si usas un modem tradicional, puede desviar la conexión de tu ISP habitual, a un servidor elegido por el propio spyware, incrementando el precio de la conexión en beneficio de un tercero. Puede cambiar los ajustes en el firewall para instalar otros programas no deseados sin que te des cuenta.

¿Qué se puede hacer contra el spyware?

Afortunadamente, hay diferentes aplicaciones que detectan y detienen estos molestos programas, como por ejemplo Ad-Aware, Spybot, y el AntiSpyware de Microsoft. Todos ellos son gratuitos en su edición personal. Funcionan como un programa anti-virus y proveen tanto de protección como de detección. Puede incluso detectar las cookies y saber a que sitios Web hacen referencia.

En algunas ocasiones y una vez que sepas el tipo de software que tienes instalado, tendrás que seguir unas instrucciones específicas para poder eliminar el spyware. En estos casos, buscar en Internet una solución y método para hacerlo, nos resultará fácil.

Usar un navegador anti pop-up, como los que viene incorporados en Internet Explorer 6 y Firefox, consiguen parar esas molestas ventanas que aparecen de la nada interrumpiendo nuestra normal sesión con el ordenador. Podemos configurar la manera que queremos que bloquee este tipo de ventanas.

Usa la ‘X’ de la ventana pop-up para cerrarlo, ya que como se ha dicho anteriormente, los botones de cerrado pueden ser falsos y tener un efecto no deseado. Incluso es mejor hacerlo con la combinación de teclas, que suele ser Alt +F4.

Deshabilita Active-X si es posible. Muchos navegadores tienen configuraciones de seguridad en las preferencias, que marcan las acciones que algunos sitios Web pueden hacer en tu ordenador. Muchos programas spyware se aprovechan de esto, y en particular de los controles Active-X. Si no lo necesitas para algo en concreto, desactívalo. Sin embargo haciendo esto puede que quites otras funcionalidades de tu navegador.

Cuando instales nuevo software, asegúrate e infórmate de que no contengan aplicaciones adicionales de lo que anunciaban en un principio. Muchas veces al instalar un software, nos están continuamente preguntando si queremos instalar también programas no relaciones. Desconfía.

Leer mas artículos relacionados