Aplicaciones de terceros
Ordenadores y Portátiles
Aplicaciones de terceros
Aplicaciones de terceros

¿Qué son las aplicaciones de terceros?

Las aplicaciones de terceros son programas escritos para trabajar internamente con sistemas operativos, pero son escritos por personas o compañías aparte de los propios miembros de la compañía que provee de dicho sistema operativo. Por ejemplo, el OS de Microsoft viene empaquetado con varias aplicaciones de software. De todos estos programas instalados, si fue programado por el propio Microsoft se considera una aplicación propietaria y directa. Si el programa lo ha hecho otra persona o empresa, es una aplicación de terceros. Lo mismo ocurre en otros sistemas operativos, lo cual es especialmente verdad en el OS de código libre Linux. Estas aplicaciones de terceros pueden ser programas únicos o pequeños parches que añaden funcionalidad a programas existentes. De hecho, existe una amplia categoría para este tipo de aplicaciones.

En un sistema típico, las aplicaciones de terceros únicos incluyen docenas de programas. Los navegadores de Internet como pueden ser Firefox y Opera y algunos programas de correo, son ejemplos de este tipo de software. Muchos de los programas antivirus, de seguridad y de video y audio creados para los sistemas operativos existentes, caen en esta caen en esta categoría. En algunos casos, los usuarios de Windows consideran más seguro usar programas de terceros únicos para tareas como puede ser correo electrónico, boletines, navegación por la red y otros servicios. Hay que recordar que los sistemas Windows han sido durante años los objetivos de un gran número de ataques, troyanos y otras amenazas. Al usar aplicaciones de terceros, en teoría se reduce el nivel de vulnerabilidad.


Otro tipo de este tipo de aplicaciones provee unas funcionalidades adicionales a los programas primarios. Este tipo de aplicaciones son referidos como plugins. El programa al que se quiere mejorar puede a su vez ser también de terceros, aunque también lo podemos ver en un programa directo del sistema operativo. Un claro ejemplo de esto incluye pequeños programas para aplicaciones de correo y para navegadores, los cuales se usan para ver películas o contenido flash. Algunos de estos programas tienen la finalidad de leer algunos tipos de ficheros específicos, como es el caso de los archivos PDF. Como se ha dicho, aunque hay muchos plugin de este tipo para aplicaciones directas, la gran mayoría se escriben para software de código libre.

Como ya sabrás Microsoft y Apple no hacen su código fuente disponible al público, lo cual limita la capacidad de un desarrollador de terceras aplicaciones para escribir plugins. También ocurre que las aplicaciones de terceros pueden ser propietarios, lo cual hace que el código fuente se mantenga en secreto. Sin embargo, muchas de estas aplicaciones son de código abierto y la categoría de este tipo de software está creciendo. El navegador Firefox son algunos de los ejemplos más populares en este tipo de software. En parte esto es por el creciente número de aplicaciones gratuitas que están disponibles para este navegador.

Leer mas artículos relacionados

Artículos relacionados

¿Qué es un test de estabilidad en informática?