Archivos Audio
Ordenadores y Portátiles
Archivos Audio
Problemas con archivos de audio

¿Por qué lo archivos de audio no van bien en mi ordenador?

En alguna ocasión, nos podremos encontrar intentando escuchar un CD de música en nuestro PC o un archivo de audio del tipo Wav, MP3 u otro cualquiera a través de Internet, pero la música se entrecorta y no se escucha demasiado bien. Si esto nos ocurre, puede que no sepamos muy bien que hacer o como solucionarlo. Damos a continuación algunas ideas que pueden ser de utilidad.

Si estamos escuchando un CD en nuestro ordenador, significa que estamos insertando un disco de este tipo directamente en nuestro CD-ROM, y esto puede hacer sospechar rápidamente en la tarjeta de sonido. Puede haber dos posibilidades, y es que se haya averiado o que no sea de muy buena calidad. Muchas tarjetas de sonido relativamente normales, llevan el audio directamente del CD-ROM a los altavoces sin ningún proceso adicional. La solución más rápida es conseguir otra tarjeta de sonido y cambiarla por la que tenemos para ver si esto soluciona el problema. Si estás utilizando la tarjeta de sonido que viene integrada en la propia placa base, probaremos a instalar una tarjeta nueva y luego seleccionarla para que sea esa la que utilice en las reproducciones.


Si lo que estás intentando hacer es escuchar un archivo MP3 en Internet, y además, hacerlo en tiempo real según se va descargando, probaremos otra cosa antes de meternos con la tarjeta de sonido. Intenta descargar completamente el archivo y luego reproducirlo desde el disco duro. Si el archivo funciona bien de este modo, entonces simplemente será que tu conexión a Internet no es lo suficientemente rápida para mantener el flujo de datos del archivo según se reproduce. Busca en la página donde estás descargando la canción (o video) para ver si hay una opción con requerimientos de menor ancho de banda.

Si ninguna de estas cosas ha funcionado, entonces las cosas se complican un poco. Podría ser que fuera un problema de driver o controladores. Incluso puede que no sea un problema directamente relacionado con la tarjeta de sonido. Puede ocurrir que algún dispositivo del ordenador esté utilizando el procesador de tal manera que la tarjeta de sonido no es capaz de llevar los datos a los altavoces a suficiente velocidad. Esto puede pasar porque el procesador de tu equipo está algo limitado, o porque la tarjeta de sonido hace un mal uso del buffer o memoria de almacenamiento.

Una de las primeras cosas que se podrían hacer en este punto, es asegurarnos que los controladores de nuestro equipo relacionados con el sistema de audio, están debidamente actualizados. Visita la página Web del fabricante de la tarjeta de sonido y descárgate los drivers más actualizados.

Otra posibilidad es reajustar la tarjeta de sonido en la ranura donde está insertada. Naturalmente, esto debe hacerse con cuidado, pero algunas veces simplemente sacando y metiendo la tarjeta – en el mismo slot o en otro – puede solucionar el problema definitivamente. Podemos probar también a hacer algunos cambios en la configuración y ver si mejora algo el funcionamiento.

No hay que descartar tampoco un posible cable defectuoso el cual interrumpe la reproducción de forma intermitente. Todo aquello de los que sospechemos que puede estar mal, debemos sustituirlo y probarlo de nuevo. Es la manera más sencilla y directa de ir aislando el problema.

Leer mas artículos relacionados