Ordenadores y Portátiles
Archivos WAV
Archivos WAV

¿Qué son los archivos WAV?

Un archivo WAV es un tipo común de archivo de sonido y que se puede visualizar en un fichero por tener una extensión .WAV. Fue introducido por las compañías Microsoft e IBM a principios de los noventa para ser usado en el sistema operativo Windows 3.1. Muchos antes de que el audio digital se hiciera tan popular como lo es ahora, los usuarios de ordenadores podían oír estos archivos WAV como respuestas a ciertas cosas que hacía el sistema operativo, como por ejemplo al arrancar el equipo, hacer clic sobre ciertas cosas, etc. Este archivo de audio está basado en un formato RIFF (formato de fichero de recursos intercambiables), el cual almacena archivos de audio en “trozos”.

El formato RIFF se utilizaba originalmente en juegos electrónicos, y más tarde se creo un formato parecido llamado AIFF, que fue pensado para los ordenadores MAC. Los archivos WAV tenían dos cosas importantes cuando fue introducido en la década de los noventa. Por un lado, podía digitalizar sonidos de una forma muy fiable con respecto a la fuente original, porque era un formato sin pérdidas. Cuando se dice sin pérdidas, significa que el formato del archivo WAV no compromete la calidad del audio, incluso cuando tiene datos comprimidos.


En segundo lugar, los archivos WAV son fáciles de editar y manipular con ciertos programas de software. Estos programas han estado entre nosotros desde el principio, y muchos de ellos son gratuitos. Mientras que el formato WAV era ideal para los efectos de sonido, tenía algunos inconvenientes para actuar como archivos de música. Una canción de unos cuatro minutos podía ocupar más de 30 MB de espacio en el disco duro.

Aunque el precio de los discos duros ha bajado mucho con el paso de los años, los archivos WAV todavía eran muy grandes para reproductores móviles con una memoria flash limitada. Por otro lado, estos archivos no eran el formato más práctico para ser usados en Internet, sobre todo con conexiones algo lentas. En lugar de esto, se empezó a usar archivos comprimidos MP3. Este formato es el que se puso a la cabeza de las reproducciones de audio.

Los archivos MP3 tienen un formato con pérdidas, lo cual significa que sacrifica algo de la calidad de sonido para ser más pequeños. Mientras que el MP3 son ideales para reproductores móviles, muchos siguen prefiriendo los archivos WAV para hacer sus cosas. Se puede fácilmente convertir el formato WAV en otros formatos, incluido el MP3. Se puede hacer conservando el archivo WAV original para escuchar o pasar a un disco compacto CD.

Hoy en día, los archivos WAV se siguen usando de una forma generalizada en equipos donde el espacio no es un problema. Algunos reproductores pueden leer estos archivos copiados directamente a un CD. Es más común que los programas que convierten los formatos, lo pasen a un formato disco compacto de audio (.cda), lo cual lo hace compatible con todos los reproductores.

Leer mas artículos relacionados