Ordenadores y Portátiles
Arquitectura de sistemas
Arquitectura de sistemas

¿Qué es una arquitectura de sistemas?


El término se usa para describir todo el diseño y estructura de una red de ordenadores. Según los sistemas de información se han expandido a un largo rango de dispositivos físicos, se necesita un método de organizar y conectar todas estas cosas juntas de una manera lógica y efectiva. El término es también usado para describir un conjunto de herramientas de software que incluyen varios módulos. Hay cuatro componentes principales para cualquier arquitectura de sistemas, que son potencia de procesamiento, almacenamiento, conectividad y experiencia por parte de los usuarios.

La complejidad de un sistema como este puede variar mucho dependiendo de las necesidades, lo requerimientos del negocios, los fundamentos y los recursos disponibles. Es importante notar que una de estas arquitecturas tiene que ser flexible y capaz de adaptarse a los cambios de forma rápida. Si es demasiada rígida no será capaz de acoger cambios o nuevos sistemas hardware y aplicaciones. La potencia de procesamiento está basado en los ordenadores o servidores, y el hardware es el esqueleto del todo el sistema.


Comprar e instalar los procesadores adecuadamente, debe estar basado en las especificaciones del software, el numero concurrente de usuario y la fiabilidad de las conexiones y aplicaciones, Cuando se diseña uno de estos sistemas, hacerlo escalable es fundamental. Se debe permitir que nuevos procesadores puedan ser añadidos son afectar la estructura que ya está en funcionamiento.

El espacio de almacenamiento está basado en el número y la capacidad de los discos duros y dispositivos relacionados en el sistema. Lo que vale está determinado por el tipo de equipamiento, ya que el coste está continuamente bajando según la capacidad va creciendo. Esto es debido a las mejores en el proceso de producción. Sin embargo, desde el punto de vista de la arquitectura, esto añade otros elementos en el proceso. Según la capacidad va aumentando, el conjunto físico también cambia haciendo que el equipamiento pueda quedar obsoleto.

Manejar el tráfico de red y la conectividad es una parte importante en el diseño. Al igual que las carreteras por las que circulamos, el rendimiento del sistema depende del dimensionamiento correcto y la conectividad que tiene todo el entramado de la arquitectura. Actualizar el cableado, los routers, switches, y cualquier otro equipamiento es caro y lleva tiempo, pero tuene un gran impacto en el rendimiento de todo el sistema.

La experiencia de los usuarios está basada en la combinación de la arquitectura de sistema y el rendimiento que tiene. Los clientes en los negocios suelen tener poco entendimiento o interés en los aspectos del sistema, lo cual puede afectar positiva o negativamente a su equipo. Un sistema de ayuda bien diseñado es responsable de las necesidades de los usuarios y puede dar soporte en caso de que haya problemas en el sistema. El departamento técnico debe ser el encargado de tener la arquitectura en buenas condiciones y solucionar cualquier inconveniente que pueda surgir.

 

Leer mas artículos relacionados