Bluesnarfing
Ordenadores y Portátiles
Bluesnarfing

¿Qué es bluesnarfing?


Bluesnarfing es un método de ataque informático que usa la tecnología Bluetooth para acceder a dispositivos móviles. Es un ataque más serio que otros que se realizan en este sistema inalámbrico, ya que en otros ataques no se suele alterar los datos. Sin embargo, con bluesnarfing se puede tomar completo control del dispositivo y acceder a muchas de las funciones que tiene y a los datos que se contengan. El atacante también puede hacer llamadas y enviar mensajes de texto, escuchar conversaciones y eliminar información que se contenga en el dispositivo móvil sin que el dueño se de cuenta de nada. La parte buena es que aunque bluesnarfing es un ataque serio, es muy difícil de hacer. Aparte de esto, el atacante tiene que estar a unos diez metros del teléfono.

Hay varios tipos de ataques posibles en teléfonos con Bluetooth habilitado, aunque los más vulnerables a bluesnarfing suelen ser los más antiguos. Para conseguir este acceso, el atacante tiene que poner su propio dispositivo móvil cerca del teléfono atacado para que sea realice una conexión. El dueño del teléfono no se enterará del ataque a no ser que las modificaciones sean muy evidentes o el software del teléfono se vea dañado de alguna manera. El problema de este ataque es el total control que se puede conseguir, lo cual puede ser preocupante.


En algunos casos, el atacante puede usar un equipamiento especial para  aumentar el rango de distancia entre ambos teléfonos. Al ser una distancia tan corta para hacer la conexión, se suelen usar otras estrategias para aumentar esta distancia y hacer el ataque más cómodamente. Sin embargo, aun así no es nada fácil hacer este ataque porque hay muchos factores a tener en cuenta. Como se ha dicho, si no hay ningún equipamiento disponible, la distancia mínima es de diez metros.

Una manera de evitar un ataque de bluesnarfing es tener el teléfono configurado en modo oculto. Cuando el teléfono está en abierto y puede ser descubierto por cualquiera, un atacante puede comenzar el procedimiento para hacerse con el control del dispositivo, ya que puede ver la dirección del teléfono. Cuando está en oculto esta dirección no se puede ver y hay una mayor seguridad. Aun así, alguien que controle mucho la técnica de bluesnarfing puede todavía realizar una incursión de este tipo, aunque le puede llevar mucho tiempo adivinar la dirección. Esto hace el ataque poco viable. Por supuesto, si se apaga completamente Bluetooth entonces se elimina cualquier riesgo del ataque.

 

Leer mas artículos relacionados