Ordenadores y Portátiles
BrainPort
BrainPort

Funcionamiento del BrainPort

Siguiendo con nuestro artículo sobre el interfaz electro táctil que podría suplir la visión perdida, veremos como es exactamente esta tecnología, conocida generalmente como BrainPort. Los científicos han estado estudiando la presentación de información visual electro táctil desde hace muchos años. Las configuraciones más habituales usaban una cámara para programas niveles de corriente en un grupo de electrodos que correspondían a sensores de luz de la cámara. La persona en contacto con este compendio de electrodos podía visualizar la forma y orientación de un objeto donde la cámara está enfocando. El dispositivo BrainPort se basa en esta tecnología y se piensa que es una versión mucha más mejorada que los sistemas que tiene detrás.

Por un lado, BrainPort hace uso de la lengua en lugar de la punta de los dedos, abdomen o espalda utilizada por otros sistemas. La lengua tiene más sensibilidad que otras áreas de la piel – las terminaciones nerviosas están más cerca de la superficie y hay más cantidad. Necesita menos cantidad de voltaje para estimular estas células nerviosas de la lengua, y además de esto, la saliva contiene electrolitos libres de iones que actúan como conductores eléctricos. Esto ayuda a mantener la corriente eléctrica entre el eléctrodo y el tejido de la piel. El área de la corteza cerebral que interpreta los datos táctiles de la lengua, es más grande que las áreas que sirven a otras partes del cuerpo. Esto hace que sea una buena elección para transmitir información táctil al cerebro.


Un acelerómetro es un dispositivo que mide entre otras cosas las inclinaciones con respecto a la fuerza de la gravedad. El acelerómetro (con el conjunto de electrodos) transmite datos sobre la posición de la cabeza a la CPU por medio de unos circuitos de comunicación. Cuando la cabeza se inclina a la derecha, la CPU recibe los datos de este movimiento y envía una señal diciéndole a los electrodos que provean de corriente al lado derecho de la lengua. Cuando la cabeza se inclina a la izquierda, el dispositivo hace el envío a la parte izquierda de la lengua. Cuando la cabeza está mirando de frente, la corriente va a la mitad de la lengua.

Después de múltiples sesiones con el dispositivo, el cerebro del sujeto empieza a entender la posición de la cabeza – información de equilibrio que normalmente viene de los oídos – en de simple información táctil. Se hizo un experimento con treinta personas que sufrían desórdenes de equilibrio bilaterales. Después de haber entrenado con el BrainPort, todos los sujetos recuperaron su sentido del equilibrio por un periodo de tiempo, algunas veces hasta seis horas después de haber estado media hora con este dispositivo. Podían controlar los movimientos de su cuerpo y andar rectos en varios entornos con más control. ¿Cómo se aplica a la visión?

Para producir una visión táctil, el dispositivo BrainPort usa una cámara para capturar datos. La información óptica – la luz que normalmente incidiría contra la retina – que la cámara recoge, viene en forma digital, y usa señales de radio para enviar unos y ceros a la CPU para su codificación. Cada conjunto de píxeles en los sensores de luz de la cámara, corresponde a un electrodo en el conjunto. La CPU ejecuta un programa que convierte la información eléctrica de la cámara una señal codificada. Esta señal representa diferencias en los datos de píxeles. Las imágenes toman la forma de variaciones en los pulsos del voltaje o corriente, duración del pulso, intervalos entre pulsos y otros parámetros.

El conjunto de electrodos recibe la señal resultante por medio de la estimulación de los circuitos y lo aplica a la lengua. El cerebro finalmente aprende a interpretar y usar la información que viene de la lengua como si viniera de los ojos. Después de haber hecho muchas pruebas, personas ciegas pudieron percibir ciertos rasgos, como la profundidad, perspectiva, tamaño y forma. Podían todavía sentir los pulsos en la lengua, pero también percibir imágenes generadas de los pulsos del cerebro. Lo percibían como algo “que estaba ahí” frente a ellos, separados de sus propios cuerpos.

Leer mas artículos relacionados