Tipos de CD-ROM
Ordenadores y Portátiles
CD-ROM
Tipos de CD-ROM

Guía básica para conocer los CD-ROM y los tipos que existen.

Antes de comprar un CD ROM, no está de mas saber de que se trata exactamente este dispositivo y los tipos existentes.

CD ROM son las siglas de “Compact Disc Read Only Memory” que podemos traducir como disco compacto de memoria de solo lectura. Solo lectura significa que no puedes editar la información almacenada, solo puede ser leída. Una vez salvado. El CD se mantiene de esa manera.

Los CD’s son discos redondeados de unos 4.7 pulgadas de diámetro. Pueden contener de 700 a 900 MB en datos. Para hacernos un idea, podríamos tener varios cientos de enciclopedias en un solo disco.

Los CD’s son ideales para almacenar grandes cantidades de datos con puede ser audio, video, software, etc. Cuanto mas rápido sea el CD ROM que compres, mas facilidad tendrás para visualizar y almacenar datos.

¿Como se sitúa un CD ROM en el ordenador?

Como se ha comentado, los CD ROM son piezas hardware instaladas en tu ordenador que leen discos. Pueden ser internos o externos. Los puertos a los que se pueden conectar son:

  • SCSI – Requiere una tarjeta adaptadora conectada en tu sistema.
  • IDE – Puerto conectado a la placa base.
  • Paralelo – son un poco lentos.
  • PCMCIA – Se pueden conectar un CD ROM externo a través del puerto PCMCIA.



Una de las funciones mas importantes de un CD ROM es la velocidad. Dichas velocidades se pueden categorizar en las siguientes medidas; 1X, 2X, 3X, 4X, 6X, 8X, 10X, 12X, 16X, 18X, 24X, 32X, 100X. El precio variará de uno a otro dependiendo la velocidad que soporte. Sin embargo, hoy en día podemos encontrar CD ROM’s a un precio mas que asequible, normalmente a partir de 60 Euros.

¿Qué queremos decir cuando hablamos de velocidad?

La velocidad de los dispositivos de CD ROM es calculada en relación a la tasa de transferencia de datos. La tasa de transferencia de datos es cuantos datos son leídos y pasados al ordenador en un segundo. Se mide en bytes por segundo. El equipo ideal es el que tiene una alta transferencia de datos con un corto tiempo de acceso al ordenador. Por ejemplo, un CD ROM con 900 KB/sec de transferencia de datos puede transmitir 900K a un PC en un segundo.

La velocidad también es medida en términos de promedio de acceso. El tiempo de acceso se refiere a cuanto tarda el CD ROM en encontrar los datos buscados. Cuanto mas corto este tiempo de acceso... mejor será el rendimiento.

CD-R y CD-RW

Aparte de un CD-ROM estándar, puedes comprar un CD-R o un CD-RW.

CD-RCompact Disc Recordable” te permite grabar y almacenar datos de forma permanente en un CD. Este tipo de almacenamiento viene bien para guardar presentaciones multimedia, música, películas o aplicaciones de software para tener liberar espacio en el disco duro, tener copias de seguridad o mover los datos a otro lugar diferente.

CD-RWCompact Disc Rewritable” es similar a un CD-R, pero te permite sobrescribir los datos según las necesidades, por lo que funciona mas o menos como un disquete pero con muchísima mas información disponible.

Estos modelos de CD-ROM, pueden leer todos los CD’s pero no pueden leer DVD’s. Incluso con esta limitación, se debería tener al menos un CD-ROM instalado en el ordenador. Ya tenemos disponibles en el mercado los DVD de lectura y escritura los cuales nos permiten usar todas las variantes. Son algo mas caros que los típicos CD-ROM aunque las posibilidades lo amortizan.

Unas recomendaciones básicas serían:

  • Tener un CD-RW si se planea usar los CD’s para backup o para transferir datos de un ordenador a otro en distintas localizaciones.
  • Tener un CD-R si se quieren copias permanentes.
  • Si quieres ver DVD’s, se puede tener una combinación de los anteriores con un DVD o comprar in DVD/CD-RW todo integrado en el mismo dispositivo.