Chrome OS
Ordenadores y Portátiles
Chrome OS
Chrome OS

Diseño y operación del Google Chrome OS

Continuando con nuestro artículo anterior, el Chrome OS es realmente un sistema operativo rápido. Al soportar solo funciones Web, puede prescindir de muchas de los procesos y chequeos de sistema innecesarios que normalmente ralentizan un sistema operativo normal. Por ejemplo, durante el arranque del sistema, el OS del firmware no tiene que buscar por discos duros u otro tipo de hardware que las mayoría de los ordenadores utilizan, y que los sistemas operativos siguen haciendo. Por este motivo, Chrome es un sistema operativo más reducido que consume apenas nada de espacio en disco, especialmente si lo comparamos con los OS de Microsoft. Para poner un ejemplo, Windows 7 usa más de un cincuenta por ciento de espacio en disco que Chrome OS. Uno de los resultados que más se notan es la velocidad. Una máquina normal arrancando con Windows puede terminar de arrancar en unos 50 segundos si es rápida. En contraste a esto, Google quiere que si sistema operativo lo haga en menos de 10 segundos. Para hacer esto, Google está trabajando muy de cerca con fabricantes de ordenadores para asegurarse de que los diferentes sistemas permitan a Chrome OS funcionar óptimamente.

Aunque no es algo extraño, el interfaz gráfico de Chrome OS se parece bastante al navegador Chrome que todos ya conocemos. Más allá de este sistema operativo con forma de navegador, los netbooks no tendrán un software preinstalado. Hay un reproductor multimedia ya integrado que permite ver películas, escuchar música y ver fotografías cuando no estamos conectados a la red. También se incluye Adobe Flash por lo que también se pueden ver páginas Web que estén en este formato. Al no haber demasiadas operaciones de almacenamiento, no debemos preocuparnos de instalar o desinstalar programas. Por ejemplo, cuando quieres escribir un documento o reporte, simplemente accedes a una aplicación de proceso de texto basado en Web. Por supuesto, la limitación del ancho de banda para los datos prohíbe ciertos tipos de trabajo. Por ejemplo, la edición de video no se podrá hacer de momento en el Chrome OS.


Para tareas más básicas, no habrá problema para encontrar aplicaciones que se ajusten a las necesidades de cada uno, y esto es algo que podemos encontrar en la tienda Web de Google Chrome. Es algo muy similar a la tienda virtual que tiene la compañía Apple, y donde infinidad de aplicaciones estarán disponibles para ser usada. Hay otras grandes diferencias entre el Chrome OS y los sistemas operativos establecidos. En un OS tradicional, es importante que se instalen controladores para que el ordenador pueda trabajar con otros formatos de hardware. Si usas Chrome OS, Google dice que si por ejemplo quieres utilizar una impresora, no quiere que instales controladores. En lugar de eso, se usará el servicio de nube de impresoras de Google, que nos permitirá hacer impresiones desde cualquier ordenador a cualquier impresora que esté conectada a Internet.

A diferencia de otros sistemas operativos, Chrome no nos bombardea con innumerables mensajes y alertas de actualizaciones. Cuando te conectas con tu netbook a Internet, Google hace las actualizaciones por ti de forma automática. La idea general es hacer que la experiencia con este OS sea más fácil y segura, y con menos problemas y frustraciones. De todos modos, a pesar de llevar el nombre de Google, lo cual siempre es una garantía, tampoco podemos decir que sea una apuesta segura en el mundo de los sistemas operativos. Chrome OS es una variación del sistema Linux, el cual lleva en funcionamiento desde los años noventa. En otras palabras, ¿Por qué podría triunfar Chrome OS donde otras versiones de Linux han fallado?

Hay muchos desafíos a los que se tiene que afrontar Google. Un problema que podría alejar a los usuarios es que sin una conexión a Internet, un ordenador compatible con Chrome OS tiene fuertes restricciones. Lo cierto es que no podría utilizar ninguna aplicación o programa menos de lo que estuviera incluido en el reproductor comentado antes. Algo que podría echar para atrás a los usuarios, es la idea de almacenar todos los datos online. Mucha gente almacena los documentos de gran importancia localmente y con medidas de seguridad. ¿Qué pensarían al dejarlos en algún punto de Internet sin saber muy bien lo protegidos que están? Lo cierto es que los problemas de seguridad es una de las grandes preocupaciones. Una cosa es dejar una lista de contraseñas o información financiera en tu disco duro, y otra diferente dejarla en un servidor perteneciente a Google.

Es demasiado pronto para saber exactamente donde Chrome OS llegará y que papel tendrá en el panorama de los sistemas operativos. Puede que Google haga intervenciones sustanciosas en este mercado, haciendo por ejemplo la competencia a Microsoft.  O puede que no tenga la aceptación esperada incluso para un segundo ordenador de apoyo. Con el tiempo, veremos como se desarrolla Chrome OS. La compañía que ha revolucionado la manera en que usamos Internet, puede que transforme el concepto de cómo manejamos nuestro ordenador personal también. El tiempo dirá.

Leer mas artículos relacionados