Ordenadores y Portátiles
Climatización portatil
Climatización portatil

¿Cómo enfrío mi portátil?

Aunque lo dejemos pasar por alto la mayoría de las veces, asegurarse de que los sistemas de ventilación y climatización de nuestro ordenador portátil están funcionando correctamente, es una buena manera de evitar futuros problemas y averías. Por lo tanto, una de las mejores maneras para mantener nuestro portátil a una buena temperatura es preocuparnos de ello. Si has notado que tu portátil está generando mucho calor, y que los ventiladores empiezan a fallar en intervalos cortos, lo primero que hay que hacer es un mantenimiento básico.

Verifica los ventiladores – La mejor manera de comprobar que tus ventiladores están funcionando correctamente, es usar un software de diagnóstico, ya que los ventiladores están dentro de la carcasa y algunas veces abrir el portátil puede ser complicado, o incluso hacernos perder la garantía. Podemos ir al sitio Web del fabricante del portátil y comprueba si tienen herramientas para hacer diagnósticos en los ventiladores de sus ordenadores, y si están disponibles para descargar. Si no es así, seguramente nos pueda valer alguna herramienta de otro fabricante.


Limpiar las rejillas de ventilación – Muchos portátiles usan el flujo de aire para añadir ventilación y evitar calentamientos. Tienen rejillas de ventilación cerca de la parte delantera de la carcasa y rejillas de salida en la parte trasera. El polvo y suciedad pueden bloquear estas rejillas e impedir el flujo de aire. Probablemente la manera más fácil de limpiar estas rejillas es con aire comprimido. Puedes comprar productos de aire comprimido en cualquier tienda de repuestos o suministros. También podemos limpiar estas rejillas con un paño húmedo (no mojado).

Comprueba la configuración de la BIOS – Hay software especializado que le puede decir a tu portátil qué temperatura puede ser contraproducente y cuando deben entrar en funcionamiento los ventiladores. Algunas veces, las actualizaciones de la BIOS implementan estas revisiones de temperatura, lo cual nos ayuda a su mantenimiento. Comprueba la Web del fabricante para estas actualizaciones, y verifica si incluyen estas funciones. Sin embargo, debes tener cuidado con este tipo de actualizaciones, ya que las BIOS puede ser engañosa. Si nos estás seguro de cómo hacerlo, pide ayuda a alguien más experto.

Una vez que has comprobado todos estos pasos y tienes tu ordenador portátil a punto, debes trabajar en los hábitos de uso para mantenerlo de esta manera. Esto es fácil y se aplica el sentido común: Por ejemplo, no utilices el portátil al sol (sobre todo en verano), mantenlo alejado de radiadores encendidos, y no lo pongas encima de una superficie que despida mucho calor (un coche, superficie metálica al sol, etc.).

Leer mas artículos relacionados