Ordenadores y Portátiles
Como dar a conocer un negocio
Como dar a conocer un negocio

Como dar a conocer un negocio de diseño Web

Llegados a este punto, es hora de hacer cosas que den a conocer nuestro negocio de diseño Web. Ya se ha visto en los anteriores artículos lo necesario para empezar en el diseño Web y como crear un portafolio que nos ayude. Sin embargo, aun teniendo estos pasos hechos y un buen portafolio en marcha, los nuevos diseñadores Web que se quieren dedicar a esto, necesitan crear un buen CV para mostrar las habilidades que se tienen con todos los detalles. La mayoría de nosotros sabemos como hacer un CV y posiblemente tengamos uno o varios ya hechos. Sin embargo, cuando se va a ser autónomo dentro del mundo del diseño Web, es momento de cambiar la perspectiva y adaptarlo a las nuevas necesidades. Por tanto, nos toca hacer nuevo CV centrándonos en nuestros conocimientos en diseño y la empresa que estamos organizando.

Ahora que tenemos casi todo preparado para despegar, es momento de entrar en acción. Encontrar a los primeros clientes es siempre duro ya que nadie quiere contratar a un desconocido en el sector. Puede parecer casi imposible encontrar un buen cliente que pague adecuadamente, por lo que hay que empezar a construir un portafolio de clientes. Trabajar gratis no le gusta a casi nadie, pero puede que sea necesario. Muchos diseñadores que empiezan, hacen trabajos totalmente voluntarios para organizaciones sin ánimo de lucro. Es obvio que estos servicios no son difíciles de vender; solamente hay que anunciarse en revistas como el segunda mano o en sitios Web dedicados a ofrecer servicios de autónomos.


Cuando se crea un anuncio ofreciendo servicios gratuitos, hay que asegurarse de evitar tener fallos. Esto significa poner algún límite -  ningún diseñador quiere pasarse un mes en un trabajo complejo sin hacer un solo euro. Lo mejor es ofrecer plantillas ya diseñadas, muestras de páginas Web predefinidas por ti y cosas por el estilo. Por supuesto, eso no es una opción para todo el mundo porque no todo el mundo tiene el tiempo ni la pacienta de hacer un trabajo gratuito. Si es este el caso, se pueden explorar otras opciones que hay disponibles para conseguir estos primeros clientes que pongan nuestro negocio en marcha.

Una de las opciones tradicionales que sigue funcionando como al principio, es poner anuncios en periódicos y publicaciones locales para conseguir darse a conocer en principio por el área donde estamos. No todos los clientes potenciales saben donde encontrar servicios de diseño Web, y muchos hace sus búsquedas en estas publicaciones locales. También es una cuestión de precios, ya que muchos buscan en Google, y los primeros resultados de las búsquedas suelen mostrar algunas veces los servicios más caros para estos diseños. Si eres un diseñador Web nuevo ofreciendo precios más asequibles, ya sea por medio de un periódico / revista, o cualquier otro medio publicitario, muchos estarán contentos de contratarte.

Otra opción que muchos diseñadores eligen, es hacer plantillas gratuitas en su tiempo libre, y usarlas para promocionar sus servicios, mostrar lo que son capaces de hacer, y en algunos casos vender estas plantillas para obtener unos ingresos residuales. Para poner un ejemplo, si se hace una plantilla muy profesional que atrae la atención de la gente, se puede vender a un precio de 5 euros. Si se descarga 200 veces, ya son mil euros que tenemos en el bolsillo. Esto se llama ingreso residual, que son trabajos ya realizados que siguen dándonos beneficios con el paso del tiempo.

¿Qué es lo siguiente? Después de encontrar algunos clientes, hay que tener algunas cosas en mente. Hay que crear una conexión personal (pero a la vez profesional) con estos primeros clientes. De esta manera, hablarán bien de nosotros y el boca a boca comenzará a ponerse en marcha. Hay que ofrecer una variedad en los servicios que se ofrecen cuando se empieza. Por ejemplo, se puede empezar diseñado logos, páginas Web y programación Web. Con el paso del tiempo, se pueden añadir nuevos servicios si nos vemos preparados para ello.

Solo por el hecho de que los nuevos diseñadores que comienzan no cobran mucho al principio (o algunos veces ni tienen un sueldo), no significa que deban ofrecer un trabajo de baja calidad. Hay que dedicar horas y crear cosas grandes. Hay que tener en cuenta que hay mucho más en los primeros proyectos que el dinero. En la siguiente y última parte del artículo veremos como continuar a partir de este punto y cosas que debemos hacer con regularidad para mantener y hacer crecer nuestro negocio de diseño Web. Lo puedes ver pulsando aquí.

Leer mas artículos relacionados