Ordenadores y Portátiles
Comprar portátil
Comprar portatil

Cosas a tener en cuenta al comprar un portátil

En los años noventa, los ordenadores portátiles eran bastantes feos, y no solo eso, sino que además eran pesados y caros. Por un alto precio se podía comprar un aparatoso portátil con un disco duro que se media en megabytes solamente. Por suerte, los portátiles modernos son algo completamente diferente. Son ligeros, rápidos y mucho más versátiles y baratos de lo que nunca han sido. También tenemos mucha variedad de este tipo de dispositivos y en formatos completamente diferentes. La inmensa variedad de opciones que podemos encontrar hoy en día hace difícil encontrar el sistema adecuado para nosotros, y se puede convertir en un verdadero desafío. Ya no se trata de comprar solo un ordenador portátil, sino que debemos saber lo que estamos buscando. Hay algunos pasos que podemos seguir si estamos confusos sobre lo que queremos comprar, y que nos pueden ayudar a tomar la decisión correcta.

Lo primero que se debería hacer es analizar el escenario donde vamos a usar nuestro portátil nuevo. No todos estamos buscando las mismas cualidades en un portátil, y el tipo de programas que quieres usar determinan la categoría de lo que necesitas. Por tanto, lo primero que debemos pensar es porque vamos a comprar un ordenador portátil. ¿Es para hacer presentaciones, tomar notas y hacer tareas sencillas? ¿Lo quieres para ver películas, entretenerte con videojuegos y chatear con los amigos? También hay que tener claro cuanto estás dispuesto a gastarte en la compra de este equipo, y que este precio se ajuste a lo que necesites. Es fácil emocionarnos y acabar comprando algo muy caro con cosas que ni usaremos. Si es para lo que se ha comentado antes, no hace falta gastarse una fortuna en un portátil, ya que hoy en día los portátiles vienen preparados para esas funcionalidades básicas.


Otro factor a considerar es si queremos un ordenador Mac o un PC. Los ordenadores Mac suelen ser algo más caros que muchos PCs, aunque con la competencia que hay en la actualidad, se pueden encontrar unos buenos precios. Si lo que buscas es un PC, merece la pena hacer una revisión cuidadosa tanto en Internet como en más de una tienda para ver que opciones tenemos. Una de las cosas que solemos pasar por alto es la vida de la batería. Hay que recordar que los portátiles son algo pensado principalmente para la movilidad, y la vida de la batería es quizá una de las cosas más cruciales cuando se va a usar uno de estos dispositivos. Por tanto, debemos apuntarnos esta información para comprobarlo. Hay que saber también que la información que se da sobre la vida de la batería suele darse con la pantalla no totalmente iluminada. Hay que asumir de una a dos horas si estamos navegando por Internet y funcionando con varias aplicaciones – y posiblemente menos si estamos jugando a un videojuego o y otra cosa que consume recursos.

El tamaño y potencia del portátil afecta al espacio que hay en la estructura del equipo para alojar una batería (y lo rápido que se consume). Tenemos que tener una cosa en cuenta, y es un portátil demasiado pesado impide una buena movilidad. Decimos esto porque muchas veces compramos portátiles con pantallas de 17 pulgadas o más, sin pensar que tienen más peso y luego puede ser una carga para llevarlo de un sitio a otro. Si te vas a dedicar al diseño gráfico o crear animaciones 3D, es buena idea tener un portátil grande aunque pese más. Sin embargo, si lo queremos para cosa más sencillas y vamos a movernos mucho con el, puede que nos sea una buena idea comprarse algo demasiado grande. Para la mayoría de las cosa que hacemos, una pantallas de 15 pulgadas es más que suficiente, y no nos quitar movilidad en absoluto.

Hablando de pantallas, es otra cosa en la lista que debemos tener en cuenta. El tamaño de la pantalla y la resolución son algo por lo que tendremos que pasar para comprar un portátil. Hay tres tamaños de pantallas más comunes en la industria de los ordenadores (aunque hay otros tamaños). Son de 13, 15 y 17 pulgadas. Obviamente, al más pequeño prioriza la portabilidad y muchas veces dejan fuera elementos (como por ejemplo el DVD) para hacerlos más finos y ligeros. Los más comunes son de los de 15 pulgadas ya que es un rango que ofrece prácticamente todo: portabilidad, una buena pantalla para trabajar, etc. Como se ha dicho antes, los de 17 pulgadas y superiores son muchas veces usados como ordenador de sobremesa en casa, aunque con la ventaja de poder trasladarlo fácilmente.

En la siguiente parte del artículo, veremos algunas otras cosas a considerar cuando estemos pensando en comprar un portátil nuevo. Lo puedes ver pulsando aquí.

Leer mas artículos relacionados