Ordenadores y Portátiles
Conexión limitada
Conexion limitada

¿Qué significa el mensaje "conexión limitada" en mi ordenador?

El mensaje “conexión limitada” ocurre cuando tu ordenador puede conectarse a una red… pero no puede. Puede sonar extraño, pero más o menos es así. El ordenador ha sido capaz de conectarse a una red en un proceso, pero fue incapaz de completar el siguiente paso. Este mensaje suele mostrarse por dos motivos: cuando tu ordenador detecta que una red está presente  y operativa. Esto significa que detecta que el cable de red está conectado, o que ha sido capaz de conectar a una red wifi por medio de un punto de acceso. El otro motivo es que el ordenador ha realizado una petición para conseguir una dirección IP y no ha sido contestado. Explicaremos un poco mejor este último punto.

Una dirección IP es la forma que tiene un ordenador para ser localizado en una red. Una gran cantidad de ordenadores en el mundo están configurados para que se puedan conectar a las redes de ordenadores usando un protocolo llamado DHCP, y conseguir lo que se llama, una IP dinámica. Esto significa que en lugar de estar asignando una IP específica de una forma permanente a una máquina, la máquina “pregunta” por una dirección IP cuando se conecta a la red. Las direcciones IP dinámicas son simples de configurar, y permiten que estas IPs sean reutilizadas cuando los ordenadores se desconectan y ya no las necesitan de momento.


La petición DHCP para una IP dinámica es muy simple: el ordenador lanza una petición broadcast, es decir, a todos los dispositivos que están escuchando en la red, solicitando que se le asigne una IP. En cada red, debería haber un dispositivo que escuche esa petición y que conteste con una IP para esa máquina. Aparte de la IP, le da algo más de información por su quiere conectarse a Internet o hablar con otras máquinas de la red. En otras palabras, el ordenador consigue una IP e instrucciones de cómo conectarse al resto del mundo. En este punto, el ordenador está preparado para comunicarse con el exterior.

¿Qué ocurre si nadie responde? El ordenador repetirá la petición unas cuantas veces más, y si no recibe respuesta, se dará por vencido. En este punto, nos saldrá el mensaje de “conexión limitada”. La conectividad está limitada porque el ordenador se creará su propia dirección IP si no consigue una. Si verificas la IP de tu máquina y empieza por “169”, eso es que se ha dado la IP a si mismo. Solo tu ordenador la conoce, lo cual significa que ningún otro ordenador sabe como contactarnos. Además de esto, el ordenador tampoco sabe como encontrar o enviar paquetes a nadie.

Con una “conexión limitada”, en la práctica podemos decir que no hay apenas conectividad o no hay ninguna. ¿Qué podemos hacer? En ocasiones, el DHCP lo gestiona nuestro router, o en algunos casos, nuestro modem de banda ancha. También puede ser nuestra ISP quién nos proporcione la IP. Lo creas o no, el noventa por ciento de las veces, simplemente reiniciando el ordenador consigue solucionar el problema. Algunas veces, el router ADSL se queda “colgado” y necesita ser reiniciado o reseteado.

Lo mismo ocurre con los puntos de acceso wireless, que nos proporcionan el acceso inalámbrico a Internet. Se pueden quedar en un estado inconstante, por lo que reiniciarlo puede también solucionar el problema de “conexión limitada”. Si el reinicio soluciona el problema, pero vuelva a ocurrir al poco tiempo, podría ser una problema de la tarjeta de red de tu ordenador. Tampoco habría que descartar que el problema fuera el firmware del dispositivo con el que nos conectamos a la red, pero lo que deberíamos ver si el fabricante tiene firmware nuevo disponible para el equipo. Aunque pensamos en los routers y los puntos de acceso como hardware, son de hecho pequeños ordenadores que están funcionando con programas, y estos programas algunas veces tienen fallos.

Leer mas artículos relacionados