Ordenadores y Portátiles
Configurar BitTorrent
Configurar BitTorrent

Instalar y configurar BitTorrent

Siguiendo con nuestro artículo sobre el programa BitTorrent, veremos como instalar y configurar BitTorrent para bajarnos archivos. Lo primero que tenemos que hacer es instalarnos el software cliente. Puede que también tengamos que hacer algunas modificaciones en nuestro firewall o router para que acepte conexiones de este programa. Daremos todos los pasos para hacerlo, pero básicamente lo que se tiene que hacer es: Descargarse e instalar el software cliente BitTorrent, verificar y configurar el firewall o router para que acepte las conexiones de BitTorrent, descargarse y abrir el fichero .torrent, dejar que BitTorrent envíe y reciba trozos del archivo, y mantenernos conectados hasta que la descarga se realice y se compartan los archivos con otros. Como se ha dicho en la anterior parte del artículo, BitTorrent es un software de código abierto, lo cual significa que está disponible de forma gratuita. Por este motivo, algunos desarrolladores han creado sus propias versiones de este software, y por eso se puede elegir entre un número de programas cliente distintos. De todos modos, nosotros hablaremos del oficial. Para empezar a usar este programa, debemos ir a BitTorrent.es y elegir el software cliente que se adapte a nuestro sistema operativo.

Después de descargarte el software cliente, hay que hacer doble clic en el archivo que nos hemos bajado para instalarlo. El programa de instalación es rápido y se nos mostrará una ventana diciendo que la instalación ha sido satisfactoria. Si tienes instalado un firewall, conseguirás tener un promedio de descargas más rápido si lo configuras para aceptar transferencias de archivos mediante BitTorrent. Un firewall protege tu sistema de posibles intrusos externos al bloquear los accesos a los puertos del ordenador. Un puerto es una manera que tienen las comunicaciones de Internet para entrar y salir de nuestro ordenador. Los puertos están numerados y cada comunicación tiene un número de puerto estándar.


BitTorrent también usa números de puerto específicos, siendo los normalmente usados los puertos 6881 y 6889. Los firewall, ya sea uno que te hayas instalado o el que viene con el router ADSL que tenemos en casa, bloque estos puertos por defecto. Por este motivo, se tienen que hacer las modificaciones necesarias para aceptar el tráfico pertinente para recibir archivos de BitTorrent. Quizá también se tenga que habilitar el acceso de la IP de tu ordenador hacia los puertos de BitTorrent para que otros ordenadores te puedan encontrar. Al ser cada producto único, es aconsejable revisar la documentación o el sitio Web del software para ver las instrucciones de instalación y como realizar las tareas. Una vez que está todo puesto en marcha, probablemente quieras descargarte algunos archivos.

Después de tener todo configurado en tu ordenador, ya estás listo para descargarte los archivos .torrent. Hay muchas páginas Web que ofrecen este tipo de ficheros y haciendo una búsqueda en cualquier buscador, verás cientos de sitios donde los ofrecen. Hay sitios que incluso están especializados en ciertas temáticas para este tipo de archivos, como puede ser música, programas de televisión, películas, etc. Una vez que has encontrado el fichero que trata de lo que te quieres descargar, se puede pulsar el botón derecho encima del fichero y pulsar la opción “Guardar destino como…” y salvar el archivo donde queramos en nuestro ordenador. El fichero .torrent es realmente un apuntador al archivo que te quieres descargar, el cual se descargará rápidamente. Lo siguiente es hace un doble clic en este fichero el cual activará el software cliente de BitTorrent y comenzará el proceso de descarga.

Como se ha mencionado anteriormente, cuantos más ordenadores estén envueltos en el proceso de subida y bajada de archivos, más rápido será el proceso de descarga. Si estás descargándote un archivo con solo unos pocos ordenadores compartiéndolo, la transferencia será relativamente baja. Después de completar la descarga, es conveniente dejar el software de BitTorrent abierto para que otros se puedan bajar archivos BitTorrent de tu ordenador. Los vecinos usando este programa solo pueden descargarse ficheros .torrent de tu ordenador, pero una vez tienes una copia completa de un archivo, tu ordenador se convierte en una fuente de descarga para otros – mientras tengas el software activado. Compartir estos archivos con otros te permitirá hacer descargas más rápidas en el futuro.

Leer mas artículos relacionados