Ordenadores y Portátiles
Conmutación de paquetes
Conmutación de paquetes

La conmutación de paquetes en la telefonía

Ya hemos visto un poco como funciona la VoIP y como se puede usar para obtener cierta ventajas sobre la telefonía tradicional. También se ha visto como es una red de teléfonos usando la conmutación de circuitos, que es el método más común de momento. Sin embargo, la voz sobre Internet usa otro método que es la conmutación de paquetes. Una red telefónica basada en conmutación de paquetes es una alternativa a la de circuitos. Funciona de la siguiente manera: Mientras estás hablando, la otra parte está escuchando, lo cual significa que solo la mitad de la conexión está en uso en cualquier momento dado. Basándose en eso, podemos decir que se podría cortar un archivo por la mitad para una mayor eficiencia. Aparte de esto, una significativa cantidad de tiempo en la mayoría de las conversaciones es un espacio no usado – por algunos segundos en una conversación, ninguna de las partes está hablando.

Si pudiéramos quitar estos intervalos silenciosos, el archivo enviado podría ser incluso más pequeño. Entonces, en lugar de enviar un continuo flujo de bytes (tanto con sonido como silencioso), ¿qué pasaría si mandáramos solo los paquetes de bytes de sonido al hacer el envío? Las redes de datos no usan conmutación de circuitos. Tu conexión a Internet sería mucho más lenta si mantuviera una conexión constante a las páginas Web que están viendo cuando navegas por la red. En lugar de eso, los paquetes de datos fluyen por una caótica red a través de miles de caminos posibles. Esto se llama conmutación de paquetes.


Mientras que la conmutación de circuitos mantiene la conexión abierta y constante, la conmutación de paquetes abre una breve conexión – justo lo suficiente para enviar unos pequeños trozos de datos llamados paquetes, de un sistema a otro. Funciona de la siguiente manera:

  • El ordenador que envía los datos, los parte en pequeños paquetes con una dirección en cada uno diciendo a donde tienen que ir.
  • Dentro de cada paquete hay un espacio reservado para la carga llamado payload. En este campo puede ir un trozo de correo electrónico, archivo de video, música  o cualquier cosa que está siendo transmitida.
  • El ordenador que envía la información envía el paquete a un router cercano y se olvida de el. Este router cercano envía el paquete a otro router que está más cerca del ordenador destino que tienen que recibir los datos. Ese router envía a otro que está más cerca y así sucesivamente.
  • Cuando el ordenador receptor finalmente reciben los paquetes (los cuales puede que hayan cogido caminos totalmente diferentes para llegar), usa instrucciones contenidos en los paquetes para reensamblar los datos en su estado original.

La conmutación de paquetes es muy eficiente. Permite a la red enrutar los paquetes por las líneas menos congestionadas y de menor coste. También libera la comunicación entre los dos ordenadores para que puedan aceptar información de otros ordenadores también.

Probablemente una de las ventajas más grandes de la conmutación de paquetes es que las redes de datos ya entienden esta tecnología, lo cual lo hace una ventaja también para la VoIP. Al migrar los sistemas a esta tecnología, las redes de teléfonos pueden conseguir de forma inmediata la forma de comunicarse igual que lo hacen los ordenadores.  De todos modos, todavía quedan algunos años antes de que las grandes compañías puedan hacer un cambio total de su telefonía a la tecnología de VoIP. Al igual que todas las tecnologías emergentes, hay un cierto número de problemas que hay que superar. En la siguiente y última parte del artículo veremos algunos problemas que todavía están vigentes y que hay que solucionar. Lo puedes ver pulsando aquí.

Leer mas artículos relacionados