Ordenadores y Portátiles
Consultoría informática
Consultoria informatica

¿Qué es una consultoría informática?


Para hablar de consultoría informática tenemos que hablar de los consultores que son profesionales que una experiencia probada en determinados áreas tecnológicos. Hay dos tipos principales de consultores en tecnología, que son los funcionales y los técnicos. Un consultor funcional tiene unos buenos conocimientos en el uso real y soporte en una solución tecnológica. Deben conocer todas las funciones y tareas realizadas por esa función. Son contratados como una pasarela entre las necesidades del negocio y la habilidad de la tecnología de poder cubrir esas necesidades.

Estos consultores funcionales suelen tener carreras no solo tecnológicas, sino orientadas a negocio, junto a un promedio de cinco a diez años de experiencia. Las habilidades que se desean son una buena capacidad comunicativa, una forma de pensar analítica, capacidad de solucionar problemas complejos y don de gentes. Estos tipos de consultores son contratados por  compañías para proveer de un soporte y consejo más extendido a los clientes.


Por otro lado, un consultor técnico tiene un mayor conocimiento en hardware, programación y configuración en la solución tecnológica que se ofrece a un cliente. Normalmente son contratados para instalar el sistema, hacer actualizaciones, cambios y hacer modificaciones en ciertos puntos del proyecto si fuera necesario. Un consultor de este tipo puede ser contratado para dar un conocimiento más profundo que el que pueda dar la plantilla técnica actual, o para llegar a unos objetivos especificados. Son contratados por empresas de hardware y software para actuar como un recurso humano durante la implementación de proyectos.

En estos dos grupos dentro de la consultoría informática, hay también subgrupos que están especializados en ciertos campos. Un consultor funcional normalmente hace una buena cantidad de cursos para especializarse en diferentes productos y soluciones. Un consultor técnico puede suele estar al tanto de actualizaciones del producto o tecnología que gestiona, e incluso de la dirección donde va el mercado en este tipo de tecnología.

Los consultores de este tipo suelen viajar mucho, ya que un buen porcentaje del trabajo es realizado en oficinas e instalaciones de clientes en otras partes. Los sueldos suelen ser más altos que el de los servicios técnicos habituales, aunque también puede haber periodos de inactividad que pueden puede variar en tiempo. Sea como sea, cualquier que trabaje en la consultoría informática debe estar constantemente actualizando sus conocimientos, y también contactar periódicamente a clientes para mantener los vínculos con ellos activos.

Un consultor informático puede empezar su propio negocio o trabajar para una compañía. Hay ventajas y desventajas en ambas opciones. Trabajar para uno mismo está muy bien, lo cual incrementar los ingresos económicos y la libertad de decidir. Sin embargo, trabajar de autónomo significa buscar el trabajo, concursar por los proyectos que van saliendo y administrar todo el papeleo. Un buen porcentaje del trabajo es puramente administrativo, dejando menos tiempo para el estudio y la preparación.

Trabajar para una compañía aumenta el tiempo disponible para hacer trabajo real y mantener las habilidades que se tienen al día. Sin embargo, no deja de ser un contrato con las condiciones que se hayan negociado, ya sean económicas como la forma de trabajar. Sin embargo, algunas compañías ofrecen ciertos beneficios que pueden ser interesantes, así como formación a cargo de la empresa.

 

Leer mas artículos relacionados