Ordenadores y Portátiles
Controladores
Controladores

Instalar controladores y componentes del ordenador sin el disco

Seguramente te ha ocurrido más de una vez, que has intentado instalar un componente del ordenador o un controlador (driver) solo para darte cuenta que te pide la inserción de un disco que no tienes en ese momento. El componente instalado puede ser desde una impresora que te acabas de comprar, hasta una tarjeta de sonido que te han regalado. No hay nada más frustrante que intentar poner en marcha un hardware nuevo en tu PC y quedarte a medio camino por falta de un software del que no dispones.
Existen algunas cosas que se pueden hacer llegado este punto, aunque se asumirá que el sistema operativo es Windows ya que es el Interfaz es mas común.

Cuando instalas un componente que no trae su disco de controladores, lo primero que deberías probar, es la opción “Agregar hardware” localizado en el panel de control. Selecciona el componente en cuestión y comprueba si tu sistema lo reconoce. Windows tiene muchos controladores propietarios y genéricos que pueden valer para los nuevos elementos integrados, y probablemente tenga los necesarios para las marcas de periféricos más comunes. Si es el caso, Windows instalará todo los controladores y ninguna acción más será requerida.


Si no es el caso, no te preocupes ya que la búsqueda no ha hecho más que empezar. Asumiendo que tengas acceso a Internet, y si no lo tienes deberías, localiza por medio de Google el sitio Web del fabricante del componente. La mayoría de estos sitios       ofrecen descargar driver gratis y además actualizaciones, parches, y software para cada uno de los modelos en particular. Asegúrate de tener el número de modelo correcto ya que los controladores pueden ser muy específicos, aunque hay componentes que utilizan drivers únicos.

Cuando encuentres el controlador adecuado, sálvalo a un disquete, disco, memoria USB, o lo que tengas a mano. Si lo salvas en el disco duro, acuérdate de donde los has guardado para encontrarlo fácilmente después. Vuelve a la opción “Añadir hardware” en el panel de control y cuando el programa de instalación te pida el disco, selecciona el controlador donde lo hayas guardado. Windows hará el resto.

Si el fabricante no está disponible por cualquier motivo, existen muchos sitios en Internet especializados en controladores y todo tipo de programas de instalación. El proceso será exactamente igual al anterior mencionado.

Si en este punto, todavía no has tenido éxito para encontrar los controladores que requiere el componente o hardware que quieres utilizar, tendrás que tomar medidas más drásticas. Ten en cuenta que la mayoría de las situaciones se resolverán con lo anteriormente mencionado. Si no es así, una posible solución sería volver a la fuente de donde conseguiste el dispositivo a instalar (tienda, amigos, distribuidores, etc.) Posiblemente tengan en algún sitio el controlador que te hace falta, o como mínimo donde encontrarlo.

Otra vía de conseguir el driver, es mandar un e-mail o carta, al fabricante del componente solicitando el controlador que necesitas. Puede llevar más tiempo pero con un poco de paciencia, acabarás por conseguirlo. Preguntar en foros de discusión siempre ayuda ya que te pueden decir donde conseguir este software o incluso mandártelo por correo electrónico.

Si ninguno de estos pasos te ha podido ayudar, quizás sea momento de pensar que conseguir otro componente más compatible con tu sistema operativo, sea mejor opción. En todo caso, en el 99 % de las ocasiones, los problemas de controladores se verán solucionados con lo expuesto hasta el momento. Si sabes tener paciencia y dedicarle el tiempo suficiente, conseguirás finalmente que tu nuevo hardware funcione.

Leer mas artículos relacionados

Artículos relacionados

Actualizar los controladores en tu ordenador

¿Qué es un controlador VGA?