Ordenadores y Portátiles
Cyberbullying
¿Qué entendemos por cyberbullying?

¿Qué es el cyberbullying?

Solo lleva unos cuantos minutos jugando un juego online para darte cuenta de que estás operando en un mundo totalmente diferente. Algunos juegos bastante populares ofrecen funciones de voz para que los jugadores online puedan comunicarse desde sus ordenadores mientras están en mitad de una partida, y no siempre se usa un lenguaje gentil. Insultar y usar un lenguaje rudo en video juegos no es el único ejemplo de un comportamiento poco ético en la red. Si nos conectamos usualmente a diferentes foros al cabo del día, podemos ver una buena muestra de lo que estamos hablando.

Hace no demasiado tiempo, ha surgido un nuevo fenómeno al que se le ha puesto el nombre de cyberbullying. Se cree que un alto porcentaje de personas jóvenes en Internet, es victima de esta forma de violencia verbal. Revistas especializadas definen el cyberbullying como “el acoso por parte de una persona a otra por medio de tecnologías interactivas”, donde se incluyen juegos online, emails, foros de Internet, mensajes de texto, móviles y otros dispositivos electrónicos. En el cyberbullying van incluidos las amenazas de muerte, el envío de virus, entrar ilegalmente en las cuentas de correo de otras personas, intentar humillar o desprestigiar a alguien delante de otros en la red, etc.

El cyberbullying tiene muchos términos asociados, los cuales la mayoría son anglosajones que se han adaptado al castellano tal cual. Quizá el más conocido sea el trolling, que es cuando alguien escribe mensajes provocadores en los foros de discusión, buscando la polémica de forma intencionada. Otro término más asociado a los juegos online, es el griefing, que es intentar perjudicar a otro jugador o participante. Un ejemplo muy común es matar continuamente a los contrincantes de del que queremos perjudicar, frustrando sus intentos de avanzar en el juego.


Los actos de cyberbullying varían en contenido y efecto, pero pueden ser muy traumáticos dependiendo del escenario y especialmente con gente más sensible a estos ataques. Esto último se debe a que muchas personas, especialmente las que se pasan muchas horas en el ordenador, pueden involucrarse demasiado emocionalmente  al personaje que han creado en Internet (personalidad, avatar, etc.), y un ataque verbal virtual, es similar a uno real. De la misma manera, poner historias y fotografías poco adecuadas en redes internas de colegio, universidades o empresas, puede afectar a la marcha normal de los miembros de dichas comunidades. Siempre habrá un porcentaje de personas que sufran los efectos del cyberbullying, como por ejemplo depresión, conflictos con nuestro entorno, sensación de inseguridad y descontento. Esto puede parecer exagerado, pero estudios recientes han demostrado que por mucha dureza que quiera mostrar una persona en estas situaciones, siempre se ven afectadas de algún modo.

Algunos expertos dicen que para muchas personas, Internet hace que su comportamiento empeore y se vuelva más anti-social. El anonimato que proporciona la red sirve para muchas de estas personas como escudo para las consecuencias de sus actos. Muchos sicólogos piensan que las interacciones online cambian fácilmente la percepción de lo que es aceptable o no, y hasta puede hacer creer a algunas personas de que los otros no son reales en absoluto.

El cyberbullying no está limitado a la gente más joven como podría parecer. Las victimas pueden ser de cualquier tipo y edad. Se ha comprobado que algunos trabajos de oficina y en centros educativos, el cyberbullying es un problema bien comprobado donde se utilizan estos medios para presionar a compañeros de trabajo o a profesores por parte de alumnos.

¿Se puede prevenir el cyberbullying?

El cyberbullying puede ser particularmente traumático por que sentirse insultado en la propia seguridad del hogar, es algo que no se digiere fácilmente. A nadie le gusta que la tranquilidad de nuestra habitación mientras estamos con nuestro ordenador, se convierta en un área de discusiones como si de un bar de tratara.

Muchos sistemas donde se juntan muchas personas, ya sea para charlar, escribir mensajes o jugar online, tienen integrados sistemas para poder bloquear a los usuarios que están poniendo en práctica el cyberbullying contra otros miembros de la comunidad. Si se detecta que alguien está usando cyberbullying, lo más sencillo es ponerlo en conocimiento del coordinador o administrador del sitio en el que estamos y te tome cartas en el asunto.

Muchos educadores opinan que se deberían crear más campañas de educación en los colegios para frenar estos comportamientos desde la raíz, mucho antes de que sean un problema. Por otra parte, también se cree que se debería fomentar bastante más las consecuencias del cyberbullying e informar a los padres de los más jóvenes, de que les avisen de la responsabilidad que deberían tener sus hijos con este tema.

Todo esto puede parecer exagerado, pero algunos casos de cyberbullying han sido bastante comentados e incluso ha habido casos de suicidios por este tema. Analistas y consultores creen que una forma de prevenir el cyberbullying es no usar demasiadas personas en un mismo grupo. Limitar este número, hace que las personas estén más interconectadas entre si y al haber un acercamiento más personal, el comportamiento será más responsable y un mejor trato a los demás. Esto es bastante complicado, sobre todo si tenemos en cuenta que existen comunidades en Internet que tienen millones de miembros y a los organizadores tampoco les interesa la creación de miles de pequeños grupos.

El cyberbullying es un tema muy presente en la red, y solo nosotros somos los que podemos hacer que sea un sitio del que sentirnos orgullosos y acabar con ciertas prácticas que no ayudan a nadie, y empeora la imagen de uno de los inventos más grandes de la historia, Internet.

Leer mas artículos relacionados