Ordenadores y Portátiles
Desinstalar aplicaciones Mac
Desinstalar aplicaciones Mac

Desinstalar aplicaciones en un Mac

Desinstalar programas en un sistema operativo MAC puede ser muy fácil. Es fácil porque en la mayoría de los casos simplemente es arrastrar el icono del programa a la papelera de reciclaje y el software desaparece. También puede ser difícil porque Los MacOS no incluyen las funciones de desinstalar que los usuarios de Windows ya dan por hecho. Algunos programas crean ficheros en varias partes del disco duro, y encontrarlos puede ser un trabajo de investigación algo complejo. Te puedes preguntar ¿Por qué tengo que andar desinstalado programas? Es por la misma razón por la que de vez en cuando limpias tu oficina o el trastero. Las aplicaciones informáticas, ya sea un MacOs, o un Windows o en un Linux, ocupas espacio y finalmente pueden provocar que el ordenador vaya más lento. También puede ocurrir que una nueva versión del programa no funcione adecuadamente o no ser que quites una versión antigua.

Como se ha dicho, la mayoría de las veces desinstalar un programa es sencillo en un Mac. Lo mejor es salir de todos los programas, abrir la carpeta de aplicaciones, que se encontrará al hacer clic en el icono del disco duro. Una vez que hayamos encontrado el programa que queremos desinstalar, podemos hacer clic en el y arrastrarlo a la papelera de reciclaje. Una vez que hemos hecho esto, podemos vaciar la papelera. Este sistema funciona bien con muchas aplicaciones. Esto es porque muchos de estos programas están almacenados en una sola localización. Se puede referir a esto como que están “agrupados”. Para ver si un programa está agrupado, se puede hacer clic en el icono mientras se tiene presionada la tecla de “Control”. Si aparece una ventana que muestra “contenido del paquete”, es un programa agrupado y el método de arrastrarlo es probablemente la mejor manera de desinstalarlo.


Para algunos otros programas, el quitarlo de esta manera puede ser algo más complicado. Cuando se instalan, estas aplicaciones crean archivos en varios sitios diferentes. Es primer paso para quitarlos es verificar la documentación del programa para asegurarse de que existe una función de desinstalar. Si el software tiene una utilidad asociada para realizar esta desinstalación, puede haber sido instalado con el programa o incluido en el disco con el que vino. En otros casos, se puede descargar la utilizad de desinstalación del sitio Web del fabricante del software. Siempre que se pueda, hay que utilizar estas utilidades, ya que suele garantizar que la desinstalación se hace correctamente y sin dejar restos en el sistema.

También hay que saber que moviendo programas agrupados a la papelera de reciclaje también puede dejar restos de archivos. De todos modos, muchos de estos archivos de pueden dejar sin problema y es mejor ignorarlos si estamos liberando espacio en el disco duro. Muchos de los restos de archivos siguen manteniendo el nombre del programa que se desinstaló, por lo que normalmente se pueden borrar sin problemas. En las carpetas de librerías se pueden ver muchos de estos archivos. Se pueden buscar nombres relevantes usando la aplicación “Spotlight”, el cual viene incluido en el sistema operativo. Por lo tanto, es tan fácil como arrastrar y eliminar.

Leer mas artículos relacionados