Ordenadores y Portátiles
Desinstalar programas
Desinstalar programas sin un desinstalador

¿Cómo puedo desinstalar programas que no están en la lista de "Agregar y quitar programas"?

Mucha gente se ha encontrado con la situación de que necesite o quiere desinstalar programas por el medio habitual, el cual es con el programa de Windows “Agregar y quitar programas”, pero se ha encontrado que dichos programas no están en la lista. Si esto ocurre, ¿Qué podemos hacer? Desafortunadamente es algo complicado. Empezaremos por decir que algunos programas no requieren ser desinstalados, y todo lo que hay que hacer es borrarlos. Luego miraremos como hacerlo. Como muchos saben, el propio programa debería tener una opción de poderse desinstalar, pero algunos no lo tienen. Aquí es cuando las cosas se empiezan a complicar.

Hay algunos inconvenientes cuando un programa no lleva ninguna opción para desinstalarse, y si no lo lleva, tendremos que empezar a asumir ciertas cosas, y cuando asumimos muchas cosas, algunas estarán equivocadas. Los pasos que daremos a continuación funcionarán la mayoría de las veces, pero otras no lo harán. Algunas veces algún programa no se desinstalará del todo, y en otras algo diferente de lo que habías planeado afectará al ordenador cuando desinstales.

Antes de empezar a desinstalar y quitar cosas de tu PC, es muy conveniente hacer un backup de lo más importante que tiene tu ordenador. Muchas veces obviamos este paso por simple pereza, pero luego es algo que se lamenta más tarde. También tenemos que tener en cuenta dos cosas que nos puede evitar tener que estar haciendo desinstalaciones que podrían perjudicar a nuestro equipo. Una de ellas es pensarnos bien lo que vamos a instalar sin realmente no sabemos si el software es fiable. La segunda es que si ya lo hemos instalado y no parece que se pueda desinstalar, puede que consideremos que lo más seguro es dejar el programa como está hasta el próximo formateo del PC.


No todos los programas se añaden a la opción “Agregar y quitar programas” en el panel de control. Si no está, lo primero que debemos hacer es ir al menú “Inicio” y buscar en el listado de programas, si nuestro software aparece. Una vez encontrado, desplegamos el sub-menú y vemos si tiene la posibilidad de desinstalarse desde ahí. Si no es así, empezaremos por un caso sencillo: programas que no tienen un desinstalador porque no les hace falta. En este caso, el programa pueden “desinstalado” simplemente localizando donde está la carpeta del programa y borrándolo.

Algunos programas muy simples, en términos de instalación, vienen solo con un fichero “.exe”. Lo único que hay que hacer es localizarlo y borrar ese fichero. Sin embargo, la mayoría de los programas son instalados en “C:\Archivos de programa”, y lo hacen creando una carpeta con el nombre del programa o el de la compañía de lo creo. Probablemente solo sea cuestión de eliminar esa carpeta y se acabó el problema. De todos modos, es mejor hacer algo primero. Renombra esa carpeta, reinicia el ordenador y usa el ordenador por un tiempo. Si no salen errores en ventanas pop-up diciendo que no encuentra algún fichero o ruta a archivos, entonces podemos decir que es seguro eliminar la carpeta. Aun así, tampoco es mala idea comprimirla en un archivo Zip i Rar, y guardar la copia comprimida durante una temporada.

Alguno se preguntará, ¿Y qué ocurre con el acceso directo del menú de inicio? Si no lo has puesto ahí manualmente, entonces estamos ante un caso de un programa que debería tener un método de desinstalación pero carece de el.

Cuando un programa empieza a realizar cambios en tu sistema en cualquier sector diferente de donde fue instalado en un principio, debería tener un software de desinstalación para poder limpiar esos cambios. Dichos cambios incluyen menús, carpetas y datos en cualquier punto de tu disco duro, y por supuesto en el popular registro.

Si quieres forzar una desinstalación en un programa que no tiene el software necesario para hacerlo, se deberían seguir los siguientes pasos:

  • Hacer un backup del equipo, o al menos lo más importante para ti. Asegúrate de que si ocurre lo peor, puedes restaurar y recuperar tus datos e información en su formato original. Aunque improbable, lo peor podría ser que el ordenador no arrancara desde el disco duro no hubiera manera de encender el equipo. Aun así, también habría posibles soluciones, pero no queremos llegar a este extremo.
  • Localiza y renombra la carpeta que contiene el programa que quieres desinstalar. Reinicia el equipo y como se ha dicho antes, utilízalo por algún tiempo prudencial, como por ejemplo unos días. Si empiezas a ver errores al renombrar esa carpeta, entonces algo sigue dependiendo de de ese software que estaba instalado. Puede ser una entrada de inicio, la cual puedes borrar después, o puede ser algo más crítico con lo que seguramente no quieras liarte. Habrá que decidir dependiendo del error.
  • Si son problemas de inicio al intentar acceder a archivos que pertenecían al antiguo programa desinstalado, podemos probar a eliminar los posibles enlaces que se encuentran en Inicio > Todos los programas > inicio donde veremos si hay entradas referentes al programa desinstalado.
  • Elimina la carpeta renombrada, recordando que tenemos una copia comprimida por si la tuviéramos que volver a utilizar. Reinicia el ordenador de nuevo y sigue probando su funcionamiento.
  • Haz una búsqueda normal por el disco duro haciendo referencias al programa, y bórralos uno por uno.
  • Sobre el tema de limpiar el registro hay muchas versiones y muchas opiniones. Solo debes tocar en el si realmente sabes lo que haces. Hay varias alternativas si quieres dejarlo limpio del software que has eliminado de tu ordenador, como por ejemplo hacer una búsqueda en el registro una por una e ir borrándolas. Otra posibilidad es volver a una configuración anterior a la fecha en la que instalaste el programa, pero esto puede eliminar cosas que querías conservar. También existe software que puede ayudarte a limpiar las entradas en tu registro. Esto es algo delicado y debes considerar si quieres hacerlo o no.

Como puedes ver, en algunos casos cuando el software que hemos instalado nos puede complicar la vida. Es una de las razones por la que los desinstaladores existen. Afortunadamente, la mayoría de los programas, sobre todo con un mínimo de calidad y fiabilidad, tendrán este método automático para hacer desaparecer el software sin rastro, y sobre todo, sin daños en el equipo.

Leer mas artículos relacionados

Artículos relacionados

Instalar y desinstalar programas en nuestro PC
Algunas cosas que debemos saber al instalar desinstalar programas en nuestro ordenador...