Ordenadores y Portátiles
Digg
Digg

¿Cómo funciona Digg?

Todos ya sabemos que Internet almacena una enorme cantidad de información que nadie podría asimilar a lo largo de su vida. Se necesitaría un ejército para poder organizar y clasificar todo lo que tenemos en la red en este momento, y aun así sería complicado saber exactamente que es lo que más nos puede interesar si estamos buscando algo en concreto. Ciertos portales y páginas Web se han dedicado de reunir a cientos de miles de personas para realizar el trabajo de encontrar, enviar y opinar de nuevas historias que se pueden encontrar en todos los rincones de Internet. Este es el caso de nuestro sitio Web de hoy, el cual es el popular portal Digg. En Digg, todos los usuarios toman las decisiones relacionadas con el contenido. En su mayor parte, esta forma de hacer las cosas parece que va muy bien. Esto ha servido para que otros portales hayan imitado esta forma de organizar los contenidos de la Web, con más o menos éxito, pero está claro que ha servido como modelo a imitar. ¿Cómo empezó este portal y como se hizo tan popular? Kevin Rose con ayuda de otros dos socios, fundó Digg con una inversión inicial de mil dólares, apoyándose sobre todo en software de código libre. Todo esto ocurría a finales del año 2004.

Seis meses después, el sitio Web tenía varios miles de usuarios registrados y después de un año el portal Digg ya tenía casi cien mil usuarios registrados y medio millón de visitas únicas al día. Tres años después el portal ya tenía un millón de usuarios registrados, y al siguiente año se había triplicado. La gigantesca comunidad de Digg está hecha de usuarios que tienen distintos papeles, donde muchos se solapan. Son suscriptores que publican nuevos artículos que encuentran en blogs, otras Webs, sitios de noticias, etc. Todos estos artículos acaban en la cola de Digg. Otras personas revisan la cola de publicaciones y si ven alguno de los artículos interesantes, lo promocionan pulsando un botón que puntúa positivamente el artículo. Se le da al artículo un número de “Diggs”, y si llega a tener suficientes, es promocionada a la página principal. Lo curioso es que hay un buen número de usuarios que se dedican a revisar durante horas los artículos filtrando los buenos artículos de los malos, haciendo desaparecer los que creen que no merece la pena.


Las historias que llegan a la primera página reciben miles de visitas en poco tiempo, y si la página Web que ha llegado a la primera posición está alojada en un servidor Web de pocos recursos, se puede ver con problemas para recibir tantas visitas. Hay servidores que están incluso alojados en casas, por lo que si de repente reciben miles y miles de visitas en cuestión de unas pocas horas, el servidor se puede venir abajo por falta de potencia. De todos modos, la mayoría de los Webmaster no se quejan de esto, y es una buena forma de promocionar una Web propia y conseguir tráfico. De todos modos, la gran mayoría de los usuarios de Digg son lectores que van buscando buenos artículos e historias que leer. Al ser Digg gratuito para todos, los ingresos para mantener la página se realizan mediante anuncios de publicidad en la página.

Mientras que muchos pueden pensar que esto es realmente algo revolucionario y complicado, las funciones básicas del portal son realmente simples e intuitivas. Es muy fácil empezar con Digg. Nada más llegar al portal de Digg, ya estás viendo las historias más populares. Ya han sido promocionadas por suficientes usuarios como para poder llegar a la página principal. Por supuesto, si queremos ir más allá de leer las historias en la primera página, tenemos que hacer algunas cosas. Lo primero es por supuesto registrarse. Crearse una cuenta de Digg lleva solo un para de minutos, y una vez que tenemos una cuenta, se puede acceder a todas las funciones del portal y tomar un papel activo en envía y promocionar historias. Hay una pestaña de popularidad que muestra los artículos que han recibido una mayor puntuación de los usuarios. El botón de “Digg” nos da la opción de darle una mayor relevancia al artículo o historia. Nos quedará registrada una lista de los artículos que hemos promocionado. Como se ha dicho, cuanto más “Diggs” demos a una historia, más probabilidades tendrá de llegar a la página principal.

Se pueden dejar comentarios en los artículos si los hemos visto particularmente interesantes y tenemos algo que añadir o queremos discutir algo. El comentario quedará al final de la historia. También podemos “enterrar” historias o artículos si vemos que están duplicados con otros, está obsoleta o tienen alguna clase de problema. Si una historia recibe demasiados de estos puntos negativos de enterramiento, desaparece de la cola de Digg y solo aparece en los resultados de búsqueda y en perfiles de usuario.

Por último, podemos también enviar nosotros mismos una historia a la cola de Digg y esperar que otros usuarios lo encuentren interesante. Es realmente interesante ver si una de nuestras historias puede llegar a la primer página, y como se ha comentado al principio del artículo, puede ser una buena formad e promocionar nuestro sitio Web o blog. ¿Qué hay detrás de este portal y que tecnología y funciones mueven al portal Digg? Lo veremos en el siguiente artículo, el cual puedes ver pulsando aquí.

Leer mas artículos relacionados