Ordenadores y Portátiles
Tablas HTML
Disco de arranque en Windows

Todo sobre el disco de arranque o disco de inicio

En caso de que tu ordenador tenga problemas, merece la pena tener a mano un disco de arranque de emergencia. Hay diferentes tipos de discos de arranque y que vamos a describir en la siguiente guía. Mucha gente probablemente no preste mucha atención al proceso de arranque que ocurre cuando encendemos nuestro ordenador. Sin embargo, suele llegar el momento donde es necesario involucrarse con dicho proceso para poder solucionar algún problema y de hacer uso de un disco de arranque. Puede que no tengas que utilizar una en toda tu vida, pero como una rueda de repuesto, un disco de inicio es algo que toda persona con ordenador debería tener.

Hay varias versiones disponibles de discos de arranque, pero los contenidos básicos son un tipo de sistema operativo que te permitirá hacer el arranque de tu ordenador de otro sitio que no es el disco duro. Cuando pones en marcha tu equipo, pasa por un rango de pasos antes de poder empezar a cargar programas. Antes de que la CPU pueda acceder al teclado, monitor, disco duro y otros componentes básicos, tiene que recoger algunas instrucciones de un pequeño código permanentemente almacenado llamado BIOS.

Después de que la CPU tenga las instrucciones iniciales, la BIOS le dice donde buscar el siguiente grupo de instrucciones. En máquinas más viejas el ordenador mirará primero en el disco A: y si no encuentra nada ahí, mirará en el disco C: (algunos se acordarán del mensaje que aparecía cuando dejábamos un disco en la disquetera). Hoy en día, la BIOS está configurada para que la unidad de CD esté incluida en la secuencia de arranque. La secuencia puede ser dicha unidad y después el disco C: (y el A: si el equipo todavía lo tiene), u otras opciones que ya hay disponibles dependiendo de tu sistema. Por esto, hay otra opción para arrancar el ordenador desde un sitio aparte del disco C si fuera necesario.


Un ejemplo de una situación como esta, es cuando te sientas en frente del PC, lo enciendes, la BIOS hace su función pero no pasa nada más. O puede que empieces a ver mensajes en una pantalla en blanco y negro, que nos dice que Windows no va a arrancar. ¿Qué se puede hacer? Asumiendo que has hecho previamente un mantenimiento del ordenador adecuado, puede que tengas el disco duro mal o un registro que tiene algo dañado. Si tu disco duro está totalmente muerto, un disco de arranque no hará nada hasta que no te compres otro disco duro, pero si el problema está relacionado con el sistema operativo de Windows, un disco de inicio podría arreglar el problema.

Si tienes un disco de instalación de Windows XP, la consola de recuperación es otra manera de solucionar el problema. Desafortunadamente, suele ser usual que solo se entregue un disco de recuperación cuando se compra un PC, y no siempre es así. Incluso teniendo un disco de instalación de Windows XP, puede que esa versión no contenga una consola de recuperación. Tener un disco de arranque para casos de emergencia te puede ahorrar muchos quebraderos de cabeza.

A continuación veremos todas las posibilidades que tenemos para arrancar los diferentes sistemas operativos de Windows. Para ver la siguiente sección, pulsa aquí.

Leer mas artículos relacionados

Artículos relacionados

¿Qué es el sector de arranque?
¿Por qué es tan importante el sector de arranque de un ordenador? ¿Qué podría perjudicarlo y qué consecuencias podría tener? Veremos todo esto en el siguiente artículo...