Ordenadores y Portátiles
Disipador de calor
Disipador de calor

¿Cómo funciona un disipador de calor en un ordenador?

El término disipador de calor probablemente no es en lo que la gente piensa cuando oyen la palabra ordenador, aunque deberían. Sin los disipadores de calor, los ordenadores modernos no podrían funcionar a las velocidades en que lo hacen. De la misma manera que te refrescas con un vaso de agua fría después de haber hecho ejercicio, los disipadores de calor enfrían el procesador del ordenador después de que haya estado trabajando con varios programas a la vez. Sin un disipador de calor de calidad, el procesador de nuestro equipo corre el riesgo de sobrecalentarse, lo cual destruiría todo el sistema. Esto puede resultarnos muy caro, por lo que es algo que queremos evitar. De todos modos, ¿qué es un disipador de calor exactamente y como funciona?

Diciéndolo de una forma simple, un disipador de calor es un objeto que dispersa el calor de otro objeto. Son usados principalmente en los ordenadores, pero también se pueden encontrar en los teléfonos móviles, reproductores DVD e incluso en los frigoríficos. En los ordenadores, un disipador de calor es un elemento añadido a un chip que previene que este se caliente demasiado. Es los ordenadores de hoy en día, es igual de importante que cualquier otro componente. Si no tienes demasiados conocimientos técnicos, puedes pensar en ello como el radiador de un coche. De la misma manera que un radiador quita calor del motor de un coche, este disipador alejar el calor del la CPU de nuestro equipos.


El disipador de calor tiene un conductor térmico que transfiere el calor lejos de la CPU en una especie de aletas que proveen de una amplia superficie para que el calor se disipe sin problemas por el resto del ordenador. Esto enfría tanto el disipador como el procesador. Tanto un disipador de calor como un radiador necesitan un flujo de aire, y por tanto ambos tienen instalados ventiladores. Antes de los noventa, estos dispositivos eran normalmente solo necesarios en grandes ordenadores donde el calor del procesador era un problema. Sin embargo, con la introducción de procesadores más rápidos, los disipadores de calor se hicieron fundamentales en los ordenadores porque se calentaban si la ayuda de un mecanismo de refrigeración.

¿Cómo funciona por tanto un disipador de calor? El calor puede ser transferido de tres maneras diferentes, por convección, radiación y conducción.  La conducción es la manera en que el calor es transferido en un sólido, y por tanto es la manera en que es transferido en un disipador de calor. La conducción ocurre cuando dos objetos con temperaturas diferentes entran en contacto entre si. En el punto donde ambos objetos se encuentran, las moléculas de más rápido movimiento del objeto más caliente chocan con las más lentas del objeto más frío. Cuando esto ocurre, las moléculas más rápidas dan energía a las más lentas, que a su vez calienta el objeto más frío. Este proceso es conocido como conductividad termal, que es como el disipador de calor rechaza el calor del procesador del ordenador.

Están normalmente hechos de metal, lo cual sirve como conductor termal para alejar el calor de la CPU. Sin embargo, has convenientes e inconvenientes dependiendo del metal que se use. Lo primero, cada metal tiene un diferente nivel de conductividad termal. Cuanto mas alto se la conductividad, más eficiente es al transferir el calor. Uno de los metales más comunes es el aluminio. El aluminio es un conductor térmico gracias a sus propiedades. Los niveles de conductividad van marcados con unos valores, donde cuanto más alto sea el valor, mejor conductividad térmica tendrá. La ventaja añadida es que el aluminio es barato de producir y es ligero. Cuando se pone un disipador de calor de instala en un componente, su peso pone un cierto nivel de tensión en la placa base. Aun así, el ligero peso del aluminio es beneficioso porque no produce apenas tensión a la placa base.

Otro de los materiales usados es el cobre. El cobre tiene una conductividad térmica muy alta. Sin embargo es más pesada que el aluminio y es más cara. Sin embargo, para sistemas operativos que requieren una gran necesidad de disipación de calor, se suelen usar los de cobre. Por lo tanto, ¿Dónde va el calor una vez que ha sido conducido desde el procesador por el disipador de calor? Un ventilador dentro del ordenador mueve aire por el disipador y fuera del ordenador. Muchos ordenadores tienen un ventilador adicional instalado directamente sobre el disipador de calor para ayudar a esta refrigeración. Los disipadores con estos ventiladores adicionales se llaman disipadores de calor activos, mientras que los que tienen uno se llaman pasivos. El más común es el que va incorporado en la caja del ordenador, el cual expulsa el aire hacia afuera.

En la siguiente parte del artículo seguiremos viendo cosas de estos importantes elementos. Lo puedes ver pulsando aquí.

Leer mas artículos relacionados