Ordenadores y Portátiles
DNS
Funcionamiento de un DNS

¿Qué es un DNS?

Si has navegado por Internet con regularidad, habrás encontrado sitios Web con nombres de todo tipo, algunos muy largos, otros complicados, y otros impronunciables. Quizá te hayas preguntado como es posible que en un inmenso mar de ordenadores como es Internet, se puedan encontrar estos complejos nombres sin equivocarse, y como son reconocidos en la red. La respuesta está en un importantes servicio llamado DNS (Domain Name System). El sistema de servidores DNS ha hecho posible que Internet sea tal como lo conocemos hoy.

Antes de empezar a explicar lo que es un DNS, debemos revisar lo que es una dirección IP. Todo ordenador en Internet tiene una dirección IP única propia. Piensa en este número como en un número de teléfono. Cuando quieres comunicar con un sitio Web, tu ordenador necesita saber la dirección IP que le corresponde, ya que sin ella, no puede haber ningún tipo de interacción. Es como querer hablar con un amigo en otro país sin saber su teléfono.

Sería bastante complicado si tuvieras que memorizar todos los números que corresponden a todas las páginas Web que quieres visitar. Por esto se creo el sistema DNS. Esto nos permite traducir un número o dirección IP, a un nombre que tenga sentido, y que podremos ver en nuestra barra de navegación. Esto lo hace bastante más sencillo. Por ejemplo, no tendremos que recordar la IP 193.110.128.209, sino el nombre de www.elmundo.es.


Los nombres de dominio consisten en dos partes principales: el dominio y el nombre de la máquina. Los dominios son los dos últimos segmentos de un nombre de dominio, mientras que un subdominio o nombre de máquina precede al dominio e identifica un ordenador en particular en un dominio grande. Por ejemplo y utilizando el dominio anteriormente mencionado, cuando pones en tu navegador la dirección www.elmundo.es, estás haciendo una petición a un ordenador habilitado para la conexión a Internet dentro del dominio elmundo.es, y pidiéndole que te muestre cualquier información disponible en tu monitor.

Hay muchos tipos de dominio para usar en Internet, como los que mostramos a continuación:

  • Para Webs comerciales, tenemos los .com, aunque hace ya algunos años, cualquiera puede comprar un dominio de este tipo aunque su Web no sea estrictamente para ganar dinero.
  • Para instituciones educacionales, colegios y universidades, se utiliza el dominio .edu.
  • El dominio .net se sueles usar corporaciones orientadas a la red o ISPs, aunque también la usan empresas comerciales o de entretenimiento.
  • Las .org son organizaciones sin ánimo de lucro. Muchas instituciones privadas y públicas usan este tipo de dominios.
  • La mayoría de los países utilizan códigos que identifican el dominio al que pertenecen, como por ejemplo, España sería .es, Gran Bretaña sería .uk, Argentina sería .ar, etc. 

¿Quién maneja todo este sistema?

¿Cómo puedes saber que nombres están disponibles? ¿Quién se encarga de todo este tinglado?

Créelo o no, la administración de nombre en Internet es gestionada por una sola compañía llamada Network Solutions, también referida como Internic. Desde 1933, esta compañía ha mantenido la base de datos definitiva que se usa en la red. Muchas compañías ofrecen comprarte el dominio que tu elijas si está disponible, pero tendrán que pasar por esta compañía para hacer la reserva y la compra.

¿Como funciona?

Cuando preguntas desde tu PC por una página Web, por ejemplo www.elmundo.es, esa información es primero analizada por tu ordenador. En un primer momento, no sabrá el valor numérico asociado a esa página Web (IP o donde está alojada físicamente), y por ello no sabe donde está. Por ello, lo que hace es simplemente preguntar a tu servidor DNS local, el cual es un ordenador o máquina que tiene tu proveedora de servicios de Internet (ISP). Este servidor DNS tiene una amplia base de datos donde se encuentran infinidad de traducciones de nombre a IP. Esta base de datos, es distribuida y compartida a otras ISPs con sus respectivos DNSs. Esto significa que si la dirección que has solicitado no está en tu DNS local, se hará la petición a otros DNS en la red hasta encontrar la traducción adecuada.

Los DNS permitirán saber la localización del sitio Web que pediste y dirigir tu petición por la red hasta el ordenador en cuestión. Una respuesta se recibirá del ordenador remoto donde está alojada la página Web pedida, y si todo funciona bien, la información comenzará a llegar a tu PC. Toda esta conversación entre equipos se hace en solo milisegundos.

Leer mas artículos relacionados

Artículos relacionados

¿Qué es una redirección DNS?

¿Qué es DNS spoofing?