Ordenadores y Portátiles
Elegir un ordenador
Elegir un ordenador para tu oficina

Elegir un ordenador - ¿Qué es mejor para tu negocio?

Los fabricantes de ordenadores para que cada vez hacen los ordenadores portátiles más pequeños, mientras que simultáneamente los llenan de mas funciones y dispositivos. Los ordenadores de sobremesa parece que cada vez son más baratos y mejores según pasan los años, o mejor dicho, meses. Si tenemos un negocio o lo vamos a montar, con todas estas ventajas que se nos ofrecen, acabamos preguntándonos ¿Cuál de estos dos tipos de ordenador será mejor para actual o futura empresa.

A continuación comentaremos algunos consejos para determinar cual de estas plataformas te puede ser de más utilidad.

Calcula tu presupuesto – No es una norma difícil de seguir. Unos portátiles de última generación totalmente equipados, costarán una mayor cantidad de dinero que unos ordenadores de sobremesa igualmente bien provistos de equipamiento.


Si estás empezando, o si tratas de proveer de ordenadores a toda la oficina. Puede que tu presupuesto te mantenga alejado de llenarlo con ordenadores portátiles. Pero si te puedes permitir hacer de tu oficina un centro de datos móvil, tu inversión puede dar unos buenos dividendos en la mejora de la productividad. Esto depende, por supuesto, en lo que le exiges al trabajo de tu ordenador.

Elegir ordenador sobremesa Elegir ordenador portátil

Haz una lista de lo que realmente necesitas – Otra cosa que deberías preguntarte es ¿Qué es lo que van ha hacer los ordenadores en la oficina? Si tu trabajo está orientado al uso intensivo de gráficos – diseño Web, edición gráfica, o similares – la pantalla de un portátil puede que no sea la mejor elección. Por supuesto, puedes conectar un monitor externo en tu oficina para realizar el trabajo, pero asegúrate de que el precio añadido del portátil compensará tener que usar otro monitor extra. Si solo puedes hacer el trabajo que desarrollas de una forma efectiva en la oficina, mejor que elijas un ordenador de sobremesa. Si el trabajo se puede alternar en casa, o en otros lugares ya que viajas mucho, los portátiles serán tu opción.

Claro está, esto solo es un ejemplo. Existen otras categorías donde los ordenadores tradicionales serán más adecuados, ya sea por memoria, velocidad de procesador, periféricos, etc. Si te inclinas más por un portátil, decide si de verdad cubrirá tus necesidades. Haz una lista de lo que vas a hacer con los ordenadores que compres, y te ayudará a saber que es lo que deberías conseguir.

Comodidad en el manejo – Si has usado un ordenador portátil por un tiempo muy prolongado, sabrás que al final no son tan cómodos para trabajar como con un ordenador tradicional. El tamaño de la teclas, la pantalla (a no ser que sea de mas de 17 pulgadas), y todo el dispositivo en general, pueden aumentar la fatiga al cabo de algún tiempo (días, semanas o mas), lo cual puede afectar la productividad. Cuando estás en la oficina, siempre se puede insertar dispositivos externos como un teclado, ratón de ordenador, etc. para mitigar estos inconvenientes, pero hay gente que no se llega a acostumbrar. No es mala idea sopesar si los portátiles serán demasiado pequeños para el día a día en la oficina. Otra vez, depende del trabajo a desarrollar.

Un negocio es principalmente un asunto sobre costes y beneficios, y la elección del material informático que poseerás es una de los factores a tener en cuenta. Unos buenos ordenadores, ya sean de sobremesa o portátiles, harán que se tenga un mejor producción y rendimiento.

Leer mas artículos relacionados