Ordenadores y Portátiles
Energia sin cables
Energia sin cables

Técnicas en la energía sin cables


Siguiendo con nuestro artículo sobre la energía inalámbrica, veremos algunos detalles de esta tecnología que permite su funcionamiento. Algunos dispositivos caseros producen pequeños campos magnéticos. Por esta razón cierto tipo de cargadores que ha cierta distancia puede inducir una corriente, lo cual solo puede pasar si las bobinas están cerca una de otra. Un campo magnético más grande y fuerte podría inducir una corriente desde más lejos, pero el proceso sería muy ineficaz. Al distribuirse un campo magnético en todas direcciones, hacer uno más grande gastaría mucha energía.

Sin embargo, hace unos pocos años se descubrió una manera eficiente de transferir energía entre dos bobinas separadas por unos cuantos metros. Se habló en su momento de que se podía extender la distancia entre las bobinas añadiendo resonancia. Una buena manera de entender la resonancia es pensar en términos de sonido. La forma física de un objeto – como el tamaño y forma de una trompeta – determina la frecuencia donde vibra de forma natural. Esto es la frecuencia de resonancia.


Es fácil hacer que objetos vibren a su frecuencia de resonancia y es difícil hacerles vibrar en otras frecuencias. Este es el motivo por el que tocar una trompeta puede causar que una trompeta cercana empiece a vibrar. Ambos instrumentos tienen la misma frecuencia de resonancia.

Los estudios mostraron que la inducción puede ocurrir de forma algo diferente si los campos magnéticos alrededor de las bobinas suenas a la misma frecuencia. La teoría usa una bobina curvada de hilo como conductor. Una pletina de capacitación, que puede mantener una carga, se conecta a cada lado de la bobina. Según la electricidad viaja a través de la bobina, empieza a resonar. La frecuencia de resonancia es un resultado de la inducción de la bobina y la capacitación de las pletinas.

Al igual que con el ejemplo del cepillo eléctrico de nuestro anterior artículo, el sistema se basa en dos bobinas. La electricidad viaja por una onda electromagnética, y puede formar un túnel entre las dos bobinas si tiene la misma resonancia magnética. El efecto es parecido al ejemplo de las trompetas mencionadas antes.

Mientras que ambas bobinas estén fuera del rango de inducción, no pasará nada. Esto pasa porque los campos en las bobinas no son lo suficientemente fuertes para crear el efecto. De forma similar, si las dos bobinas resuenan a diferentes frecuencias, tampoco pasará nada. Si se ponen a una cierta distancia y a la misma frecuencia, la energía empezará a circular  de la bobina transmisora y la receptora. En teoría, una bobina podría enviar electricidad a varias bobinas receptoras si resuenan a la misma frecuencia.

Esto podría recargar varios dispositivos que se encontraran en la misma habitación. De todos modos, se sigue investigando esta tecnología y falta todavía algún tiempo para hacer que sea totalmente operativa. Algunos experimentos han tenido éxito en distancias cortas, pero hacerlo a distancias más largas sigue siendo el reto.

 

Leer mas artículos relacionados