Estereolitografia
Ordenadores y Portátiles
Estereolitografia
Estereolitografia

¿Qué es la estereolitografía?

La estereolitografía, también conocida como impresión 3D, te permite crear objetos sólidos, plásticos y en tres dimensiones a partir de dibujos CAD en cuestión de horas. Ya seas un ingeniero mecánico que quiere verificar si una pieza puede ajustarse adecuadamente en un nuevo invento en un nuevo prototipo, la estereolitografía permite una manera fácil y rápida de convertir un dibujo hecho en CAD en un objeto real. La impresión 3D es un buen ejemplo de la época en la que vivimos. En el pasado, podía llevar meses reproducir una sola parte de un prototipo – hoy en día se puede hacer en horas. Si puedes soñar en un producto, puedes sostener un modelo funcional en tus manos en cuestión de días. Veremos en el siguiente artículo como funciona la estereolitografía de un modo fácil de entender y se mostrarán algunos modelos 3D que esta tecnología ha producido. Lo primero que veremos es una máquina de estereolitografía, tomando como modelo la que se utiliza en PT CAM (centro de fabricación avanzada).

En PT CAM usan una máquina estereolitografía producida por “3D systems”. Esta máquina tiene cuatro partes importantes: un tanque llenado con varios litros de líquido especial (fotopolimer). El fotopolimer es un líquido plástico claro. También hay una plataforma perforada inmersa en el tanque. La plataforma  se puede mover arriba y abajo en el tanque según el proceso de impresión está en marcha. Un láser ultravioleta es otro componente necesario. Para finalizar, un ordenador que dirige el láser y la plataforma. El fotopolimer es sensible a la luz ultravioleta, por lo que cuando el láser toca este material, el fotopolimer se endurece. Si te mantienes cerca del aparato, realmente se puede ver el láser según va construyendo cada capa.


El proceso básico es bastante sencillo. Lo primero que se hace es crear un modelo 3D del objeto que quieres crear en un programa CAD. Un software corta el modelo en capas muy finas – normalmente  entre cinco y diez capas que se miden en milímetros. El láser de la impresora 3D “pinta” una de las capas, exponiendo  el plástico líquido en el tanque y endureciéndolo. La plataforma cae en el tanque una fracción de milímetro  y el láser pinta la siguiente capa. El proceso se repite capa por capa hasta que el modelo se ha completado. Este proceso no es particularmente rápido. Dependiendo del tamaño y el número de objetos que se están creando, el láser puede llevar un minuto o dos para cada capa. Un proceso  típico puede llevar unas doce horas. Para objetos más grandes el proceso puede llevar incluso días.

La estereolitografía te permite crear prácticamente  cualquier forma que nos podamos imaginar. Si lo puedes poner en un programa CAD, probablemente lo puedes crear. El único inconveniente es la necesidad de estructura integral durante el proceso de construcción. En algunos casos, se necesita añadir una sujeción interna al diseño para que no colapse durante el proceso de impresión. Esta tecnología no es barata. Las máquinas de por si normalmente cuestan más de 200 mil euros. Deben ser ventilados por los vapores que provocan el polimer y los líquidos utilizados. El polimer por si mismo es caro, por lo que es difícil ver máquinas de estereolitografía en cualquier sitio que no sean grandes compañías.

Sin embargo y aunque sea una tecnología cara, hay servicios de compañías que pueden dejar disponibles  las ventajas de la estereolitografía a empresas más pequeñas, tiendas o a individuos. Aun siendo algo caro, es reamente económico si lo comparamos a tener que comprar una máquina y los materiales relacionados.

Leer mas artículos relacionados