Ordenadores y Portátiles
Fuente alimentacion ordenador
Fuente alimentacion ordenador

¿Cómo funciona una fuente de alimentación de ordenador?

Si hay un componente que es absolutamente vital para el funcionamiento de un ordenador, es la fuente de alimentación. Sin este componente, un ordenador es solo una caja inerte llena de plástico y metal. La fuente de alimentación convierte la corriente alterna de la toma de corriente de nuestra casa u oficina, en una corriente continua la cual necesita nuestro equipo. En un ordenador persona, la fuente de alimentación es una caja metálica que podemos encontrar en una esquina de la carcasa del ordenador. Este elemento es visible desde la parte trasera de la mayoría de los sistemas ya que debe haber una salida para la conexión del cable y el ventilador de refrigeración del equipo. Usan una tecnología de conmutación para convertir la entrada de alterna a voltajes de continua más bajos, siendo los típicos voltajes de 5 y 12 voltios. Las de 5 voltios (o incluso de 3,3 V) suelen ser usados por los circuitos digitales, mientras que las de 12 voltios se usan para hacer funcionar motores en ventiladores y discos duros. La especificación principal de una fuente de alimentación se define en vatios. Un vatio es el producto de un voltaje en voltios y la corriente en amperios. Hoy en día, este componente se activa con el botón de encendido del ordenador, y se apaga desde el sistema operativo. ¿Cómo lo hace?

El sistema operativo puede enviar una señal a la fuente de alimentación para decirle que se debe apagar. El botón de encendido envía una señal de 5 voltios a la fuente de alimentación para decirle que se debe encender. También tiene un circuito que suministra estos 5 voltios llamado VSB, que es de contingencia incluso cuando el ordenador está oficialmente apagado, por lo que el botón siempre funcionará. Esto no siempre ha sido así. En los años ochenta o incluso antes, las fuentes de alimentación solían ser grandes y pesadas. Usaban transformadores grandes y pesados y voluminosos capacitadores (algunos del mismo tamaño de una lata de refresco) para poder convertir el voltaje en las necesitadas por el equipo. Las fuentes de alimentación conmutables usadas hoy en día son más pequeñas y más ligeras. Elevan la corriente a una frecuencia más alta, lo cual significa que son más ciclos por segundo. Esta conversión habilita un pequeño y ligero transformador que reduce los 220 voltios que utilizamos, al menor voltaje que necesitan los componentes del ordenador. Las altas frecuencias entregadas por una fuente de alimentación de este tipo es también más fácil de rectificar y filtrar comparada con la original, reduciendo las variables en el voltaje  para los sensibles componentes electrónicos en el ordenador.


Una fuente de alimentación solo recolecta la energía que necesita de la línea de corriente alterna. Los típicos voltajes que necesita y la corriente entregada por la fuente, se muestran en una etiqueta puesta en el propio dispositivo. Esta tecnología de conmutación es también usada para hacer corriente alterna a partir de corriente continua, lo cual podemos ver ciertos elementos del mundo automovilístico. Las fuentes de alimentación usados en los PC, son cables estandarizados con conectores preparados para hacer difícil equivocarse a la hora de hacer las conexiones. Adicionalmente, los fabricantes de ventiladores para ordenador usan los mismos conectores que los cables eléctricos de los discos duros, permitiendo al ventilador obtener fácilmente los 12 voltios que necesita. Este sistema estándar hace que el consumidor tenga muchas alternativas para poder reemplazar la fuente de alimentación fácilmente.

La tecnología APM ofrece un conjunto de cinco estados diferentes en el que puede estar tu sistema. Fue desarrollado por Microsoft e Intel para los usuarios de ordenadores personales que quieren ahorra energía. Cada componente del sistema, incluyendo el sistema operativo, la BIOS, la placa base y los dispositivos añadidos, necesitan ser compatibles con APM para poderlo usar. Si se quiere deshabilitar esta funciona, la mejor manera es hacerlo desde la BIOS. De esta manera, el sistema operativo no lo intentará reinstalar, lo que podría pasar si solo lo deshabilitamos a nivel de software. Para ver la siguiente parte del artículo, pulsa aquí.

Leer mas artículos relacionados