Ordenadores y Portátiles
Funciones ordenador
Funciones ordenador

Funciones del ordenador que ni conocemos

Desde los antiguos tiempos, las rivalidades han sido parte de la historia de la humanidad. A lo largo de la historia se ha seguido una lucha constante por prácticamente todo, desde tener el poder en ciertos territorios, explorar y descubrir nuevas tierras, estar en primera línea de la carrera espacial, etc. También hay una batalla más moderna que es la que hay entre sistemas operativos. Todos sabemos que el sistema operativo de un ordenador es importante. Algunas personas son verdaderamente devotas de algunos sistemas operativos en particular. De hecho, algunas llegan hasta el punto de rebajar otros sistemas operativos como si fuera algo personal, lo cual no deja de ser curioso. Esto ocurre sobre todo entre Linux y Windows, aunque entre los usuarios de MacOS también hay muchos de estos devotos incuestionables. Sea como sea, la mayoría de la gente es familiar como la mayoría de OS en el mercado.

Hay sistemas que son menos conocidos para el público en general, aunque no por eso dejan de ser menos populares. Con esto podemos volver a poner el ejemplo de Unix o las varias distribuciones de Linux. Todo esto sin contar con el crecimiento en sistemas operativos para dispositivos móviles que están subiendo mucho en el mercado y cada vez son más utilizados. Sin embargo, una vez que se ha pasado de estas especificaciones de cada sistema, todos al final comparten las mismas tareas. Pueden ejecutar funciones en una manera que sea específica de ese sistema operativo, pero en esencia cada OS tiene que saber completar las tareas básicas que se le asignan. Muchas de estas tareas son transparentes para el usuario – a no ser que algo vaya muy mal.


Una de las tareas más importantes que debe manejar un sistema operativo es actuar como intermediario entre el hardware y software del equipo. Si tuvieras que abrir en canal tu ordenador, te encontrarías con muchos circuitos, chips, cables y muchos componentes de distinto uso. La capa física de hardware es lo que hace el trabajo cuando pones en funcionamiento un programa, pero el programa tiene que tener una manera de acceder a los componentes físicos para que hagan su labor.

Se puede decir que el sistema operativo actúa como una plataforma para las aplicaciones. Un OS se asegura que los procesos que están corriendo en un ordenador tienen acceso a los recursos apropiados, o dicho de otra manera, permite que la comunicación ente el hardware y software. Esto incluye los dispositivos de entrada y salida. Este es un trabajo bastante duro – hay cientos de dispositivos de entrada y salida diferentes que podrían dejar colgado al ordenador. Por ejemplo, podemos poner de ejemplo los ratones de ordenador – hay docenas de fabricantes haciendo infinidad de modelos para elegir. Sería imposible para un desarrollador de software construir una aplicación específica para cada ratón que hay en el mercado.

En lugar de eso, los sistemas operativos manejan las diferencias entre todos estos tipos de hardware usando unos pequeños programas llamados controladores. Desde nuestro punto de vista, nos parece que todos los ratones de ordenador funcionan de la misma manera. De una manera similar, los sistemas operativos nos dan unos cimientos para todos los diferentes programas para que puedan entenderse con cualquier tipo de hardware. Esto es importante porque dos ordenadores con el mismo OS pueden tener componentes diferentes. Esto es especialmente verdad en ordenadores del fabricante Apple, que tienden a ser menos modulares que los PCs. Puede que un Mac de hace varios años tenga un diferente procesador o hardware que los nuevos, pero ambos sistemas funcionan con el mismo sistema operativo.

Un sistema operativo crea un entorno controlado hasta cierto punto en lo que a programas se refiere. De alguna manera, el programa le dice al sistema operativo lo que necesita para poder funcionar bien. El OS entonces se puede preocupar de estos requerimientos proveyendo de los recursos físicos disponibles en el ordenador. No importa el tipo de hardware que tenga el equipo – todo se maneja convenientemente. Sin esta función, los programadores lo tendrían bastante difícil. Tendrían que escribir programas específicos para ciertos componentes. Si el hardware del equipo no coincide con la configuración de los programadores, la aplicación simplemente no funcionará en esa máquina.

En la siguiente parte del artículo veremos otras tareas importantes que hacen nuestros sistemas operativos por nosotros, y de una forma transparente para nosotros. Lo puedes leer pulsando aquí.

Leer mas artículos relacionados