Ordenadores y Portátiles
HALO
HALO

El proyecto HALO en Internet aéreo

Una de las tres compañías que está desarrollando Internet aéreo es “Angel Technologies” y el centro de la red será el avión Proteus, el cual transportará equipamiento Wireless en sus vuelos. El avión Proteus está diseñado con largas alas y preparado para vuelos de alta latitud. Para ello, se ha utilizado una carga especial en las alas (wing loading), que consiste en la carga total de la masa del avión dividida por el área de las alas. El Proteus volará a alturas de entre 13 y 18 kilómetros y cubrirá áreas de hasta 120 kilómetros de diámetro.

En el corazón del avión, está el dispositivo o hub de red que permite al avión recibir y enviar señales de datos desde las estaciones base en tierra, hasta los ordenadores en tu trabajo o casa. Este dispositivo de red consiste en un mecanismo de antena y equipamiento electrónico wireless para la comunicación. La antena crea cientos de celdas virtuales, que podrán dar servicio a miles de usuarios. El sistema se refrigera mediante líquidos y se alimenta de corriente continua. Una antena parabólica debajo del avión es la responsable de reflectar las señales de datos de alta velocidad de un punto a otro, como se comentaba anteriormente.


Cada ciudad en la red HALO les será asignados tres aviones Proteus pilotados. Cada avión volará durante unas ocho horas antes de que el siguiente avión despegue. La compañía dice que ya ha identificado más de tres mil aeropuertos en los Estados Unidos que pueden adaptarse a las necesidades operativas de la red HALO. Después de despegar, el avión Proteus subirá a una altura segura, por encima del mal tiempo o el tráfico comercial, y empezará a dar vueltas a la ciudad en cuestión. Cada avión llevará dos pilotos, los cuales se turnarán durante las ocho horas de vuelo.

HALO

Por supuesto, existen otras estrategias que compiten con las de Angel Technologies, como es el caso de “Sky Station”. Para ello, ya dispone de unas ultra ligeras estaciones volantes, y planea poner estas estaciones sobre al menos 250 ciudades de todo el mundo, una estación por ciudad. Cada avión volará a unos 20 kilómetros de altura y proveerá de un servicio Wireless en unos veinte mil kilómetros cuadrados. Cada estación estará equipada con un equipamiento de comunicaciones, y su vida media será entre cinco y diez años. Aseguran que sus terminales podrán proporcionar conexiones de banda ancha de 2 a 10 MB por segundo.

Por último, la NASA también tiene su papel en el Internet aéreo. La NASA y la compañía AeroVironment están trabajando en un avión extremadamente ligero alimentado por energía solar que pueda volar sobre una ciudad durante seis meses o incluso más, y que lo haga sin tener que aterrizar en ningún momento. Estos aviones solares llevarían todo el equipamiento  necesario para suministrar Internet a los usuarios. De todos modos, todavía se está trabajando en el prototipo y hacen falta muchas pruebas para llegar a los niveles adecuados para dar el servicio.

Leer mas artículos relacionados