Ordenadores y Portátiles
Informatica arqueologica
Informática arqueológica

¿Qué es la informática arqueológica?

Con la arqueología tradicional, los trabajadores dedican mucho de su tiempo cavando en la tierra y la arena para encontrar signos de la actividad del pasado. Es una tarea muy laboriosa y por supuesto, en ocasiones extremadamente dura. Sin embargo, hay otra faceta emergente en este campo que lleva la arqueología lejos de los terrenos, y los lleva frente a un ordenador. Tiene varias denominaciones pero la más sencilla es la de informática arqueológica, y es una de las aplicaciones más nuevas a esta antigua ciencia. Par dar una explicación lo más sencilla posible, la informática arqueológica es cuando los datos recolectados de una excavación arqueológica es analizada con un software específico para sacar conclusiones que no se podrían hacer de otra manera con métodos convencionales. Los programas de ordenador utilizados para este fin están específicamente diseñados para “rellenar los vacíos en blanco” por medio de algoritmos matemáticos, y descubriendo patrones en los datos suministrados. Algunos de estos programas usan modelos en tres dimensiones para simular como era una localización con la información disponible recuperada de la excavación. Por otro lado, si una localización está físicamente excavada, el ordenador puede reproducir digitalmente, nivel por nivel, toda la excavación en 3D.

La informática arqueológica es también usada para poderse conectar y mantener registros digitales de la masiva cantidad de información que un proyecto puede generar. Hay incluso programas que pueden simular el comportamiento de la población en el pasado de una cierta localización a partir de los datos obtenidos. Por ejemplo, digamos que se han encontrado unos restos humanos, pero no se ha encontrado todo el esqueleto o el cráneo. Las aplicaciones de los ordenadores usados en arqueología pueden recrear las partes que faltan y completar un perfil completo del individuo encontrado. No solo eso, cuando se encuentra un cráneo humano, un programa de software puede mostrar una imagen de la cara que podría haber sido la del cráneo encontrado, con cierto grado de precisión. De forma adicional, la movilidad de la gente puede ser simulada usando aplicaciones especiales.


Al ser un apartado tan nuevo dentro de la arqueología, no han demasiadas universidades y departamentos enseñando los sistemas computerizados para hacer estas investigaciones. Inglaterra es la que está en cabeza actualmente junto a otros países europeos que están convencidos de lo útil de este sistema. Según esta nueva ciencia evoluciona y encuentra su sitio en el sector, tendremos un mejor entendimiento de todo lo que podemos aprender de las simulaciones por ordenador y los modelos basados en los datos arqueológicos. De nuevo, el futuro nos ayudará sin duda recrear nuestro pasado.

Leer mas artículos relacionados