Ordenadores y Portátiles
Internet politica
Internet politica

¿Cómo afectaría un colapso de Internet en la política?

Ya hemos visto en el anterior artículo algunas de las cosas que pasarían si Internet desapareciera por completo por algún motivo. ¿Cómo afectaría en el plano político? Lo cierto es que la caída económica probablemente sería la primera crisis gubernamental con la que el mundo se enfrentaría si Internet se colapsara. Sin embargo, ese sería solo uno de los problemas con los que se enfrentarían los líderes mundiales. Según Internet se hace más grande e indispensable, muchos países los han usado para asuntos de inteligencia y para espiarse entre si. La pérdida de Internet sería un grave problema para las agencias de inteligencia de todo el mundo. Compartir información seria más lento y tendría más dificultades. Algunos gobiernos reaccionarían a una situación como esta de varias maneras. Es imposible saber exactamente como reaccionaria cada gobierno, aunque no es difícil imaginar que algunos eventos se convertirían en conflictos.

Asumiendo que los líderes mundiales pudieran mantener el orden resistir los primeros momentos de desconcierto, otros problemas surgirían. Internet se ha convertido en una parte importante de muchos programas de educación. La pérdida de Internet dejaría un vacío que otros recursos tendrían que llenar. Los recursos cuestan dinero – algo que no sobraría ya que los mercados de todo el mundo estarían intentando recuperarse de las grandes pérdidas. Algunos países se verían menos afectados que otros, como por ejemplos los Estados Unidos. En los Estados Unidos, las organizaciones militares y algunas instituciones de investigación son parte de redes que son similares a Internet, pero no son técnicamente parte del propio Internet. Si estas redes permanecieran intactas, al menos sería posible alguna comunicación electrónica y transferencia de datos. Sin embargo, si nuestra crisis de Internet imaginaria afectara también a estas redes de ordenadores, esta súper potencia sería vulnerable a toda clase de ataques.


De todos modos, hay buenas noticias – un colapso total de Internet sería prácticamente imposible. Internet no es una caja mágica con un enchufe que se saca y se mete. Ni siquiera es una cosa física. Es una colección de cosas físicas y está constantemente cambiando. Internet no es la misma entidad en todo momento, ya que los cambios se hacen de un momento a otro – servidores, ordenadores, estaciones de trabajo y máquinas, están continuamente uniéndose y abandonando la red. Es posible para algunas partes de Internet que dejen de funcionar. De hecho, esto ocurre mucho. Ya sea un servidor en particular que deje de funcionar y necesite ser reiniciado o reemplazado, o un cable que atraviese el océano quede dañado, hay situaciones que pueden interrumpir el servicio de Internet. Sin embargo, los efectos suelen ser aislados y temporales.

Mientras que hay realmente una estructura más o menos definida de Internet – una agrupación de cables y servidores que llevan la parte pesada de carga a través de varias redes – no está centralizado. No hay un interruptor que pulsar para apagarlo o encenderlo, o un cable que se pueda cortar para hacer que Internet no funcione. Para que Internet sufriera un colapso global, los protocolos que permite a las máquinas comunicarse deberían dejar de funcionar por algún motivo, o la propia infraestructura tendría que sufrir un daño masivo.

Al ser más que improbable que los protocolos dejen de funcionar de repente, podemos descartar este caso. En el escenario de un daño de estructura masivo, esto si podría ocurrir. Un asteroide o comenta podría colisionar contra la Tierra con suficiente fuerza como para destruir una parte significativa de la estructura de la red. Fluctuaciones electromagnéticas o radiaciones provenientes del sol podrían también provocar una caída de esta infraestructura. Sin embargo, en cualquiera de escenarios la Tierra en si tendría otros problemas en los que pensar. Dicho de otra manera, llegados a una fase como esta, poco importa poder navegar por Internet.

La manera positiva de ver esto, es pensar que los hombres y mujeres que ayudaron a diseñar Internet, crearon una herramienta realmente asombrosa y que es muy estable. Incluso cuando algunas secciones de Internet tienen alguna dificultar técnica el resto puede tomar el control y hacer que todo funcione sin problemas. Mientras que el colapso global de Internet sería algo catastrófico, no es algo de lo que debamos preocuparnos.

Leer mas artículos relacionados