Ordenadores y Portátiles
La nube Internet
La nube Internet

Factores en la nube de Internet


Siguiendo con nuestro artículo sobre los posibles problemas en la nube que puede haber, veremos algunas cosas más que pueden afectar. La seguridad en la nube no es solo algo sobre proteger la identidad o la información personal, aunque es algo muy importante. También consiste en preservar la integridad de todos los datos y programas que se tengan en la nube. Ya se ha explicado que se usan muchos sistemas para limitar y controlar quién puede acceder a los recursos, como lo pueden hacer y lo que pueden hacer una vez tienen la información. Para ello se usan cortafuegos, encriptaciones, etc.

Hay varias cosas que elementos externos pueden hacer contra las nubes de Internet. Existen los ataques de denegación de servicio, lo cual se trata de saturar el sistema con peticiones hasta el punto que queda inaccesible al no poder manejar toda la información. También puede ocurrir que ciertos servicios pueden ser redireccionados a otras partes o hacer que estén totalmente indisponibles. Esto lo pueden hacer poniendo un espejo en una máquina virtual que tenga la información y aplicaciones desviadas y dar a conocer esta información a terceros. También puede ocurrir que el sistema se contamine con aplicaciones de dudosa reputación.


Incluso si un ataque no causa que los datos y el acceso se pierdan, cualquier brecha de de seguridad posiblemente dañará al servicio a la hora de almacenar y recuperar toda la información que tengamos en la nube. Por desgracia no existen sistemas totalmente invulnerables. Cualquier cosas que sea accesible por medio de Internet podría ser vulnerado. Sin embargo, cuanta más seguridad tenga una nube y mejor la capacidad de detectar brechas, menos probable será perder los datos y comprometer el sistema.

La seguridad no depende enteramente del alojamiento en la nube donde tenemos todos los datos. Puede ocurrir que los usuarios cometan errores que pongan en riesgo la nube. Por ejemplo, puede ocurrir que un usuario use su nombre de usuario y contraseña en una página falsa que alguien ha instalado. También podría descargar archivos que tengan virus, lo cual puede poner en peligro el alojamiento en la nube. Por tanto, se requiere que todas las partes estén atentas en este sentido.

Ancho de banda y presupuesto

La nube te puede dar acceso a hardware, aplicaciones e infraestructura que podría ser muy caro para que una persona o empresa lo comprara directamente. Pero lo que se pueden hacer con ello depende de lo que se está dispuesto ha pagar. Mientras que hay unas cuantas nubes gratuitas para un uso individual – muy útil para cosas como correos electrónicos, guardar documentación, guardar archivos y otras cosas – muchos cobran una cierta cantidad mensual o anual cuando se quiere almacenar más de una cierta cantidad de información.

Dependiendo de cómo manejes la red, se puede alcanzar tranquilamente el límite que se tiene determinado. En este caso, posiblemente saldría un mensaje de que ya no queda espacio y que hay que comprar más espacio si se quiere manejar más datos con esta nube. Los servicios en la nube enfocados a los negocios ofrecen mucho espacio y capacidad, con varios tipos y niveles de servicio. Las compañías pueden pagar por cosas con distintas cantidades de memoria y almacenamiento, pero un usuario o empresa pequeña puede que tenga un presupuesto más limitado para hacer esto. Esto podría ser un problema si se gestiona mucha información.

Otra cosa que puede afectar al servicio son los proveedores de Internet. Veremos este factor en la siguiente parte del artículo, el cual puedes ver haciendo clic aquí.

 

Leer mas artículos relacionados