Ordenadores y Portátiles
Mantenimiento servidor
Mantenimiento servidor

¿Cómo es el mantenimiento de servidor?

El mantenimiento de servidores es algo que implica mantener un servidor informático del tipo que sea actualizado y funcionando correctamente para que una red de ordenadores pueda operar sin ningún tipo de problemas. El mantenimiento de servidores realizado de forma correcta es normalmente tarea de un administrador de red, y es algo muy importante para evitar problemas potenciales de diverso tipo. Si no se hace un buen mantenimiento en una red informática, independientemente de si la red es grande o pequeña, las aplicaciones de software no funcionarán como se espera. En algunos casos, una red puede experimentar un fallo de mayor o menor gravedad que podría evitarse con unas simples revisiones regulares.

Como se ha dicho, este tipo de mantenimiento como en muchos otros, requiere un técnico administrador que tenga experiencia en estas tareas. Esto significa que un administrador debe verificar el funcionamiento de los servidores que tiene a su cargo, como también los posibles riesgos de seguridad y los procedimientos para hacer copias de los datos que los servidores almacenan. Esto se debe hacer cada cierto tiempo para tener toda la información actualizada. Como parte de este procedimiento, el administrador normalmente se asegura que haya algún tipo de sistema automatizado para monitorizar todas estas tareas. Estas herramientas de monitorización suelen venir incluidas con el servidor.


Sin embargo, incluso con las herramientas automatizadas en funcionamiento, un mantenimiento de servidor correcto requiere una planificación con unos pasos básicos a tener en cuenta. En primer lugar, el administrador normalmente comienza con una cuidadosa verificación de la red, donde se incluye los registros de cada uno de los servidores, control de los espacios en los discos duros, permisos de usuario y la redundancia que tienen en caso de desastre. También se suele incluir la temperatura de los equipos y la sala donde están ubicados para asegurar que no se calienten demasiado. Si un servidor se recalienta demasiado, la CPU, la memoria y otros componentes pueden verse afectados.

La seguridad y la funcionalidad de las aplicaciones que hay instaladas deben también ser verificadas. Si es necesario, se pueden instalar parches adicionales, tanto en los servidores como en los ordenadores que hay en la red. Esto es para asegurar que todos los datos son seguros y que todo funciona como debe. De nuevo, los registros dan mucha información de posibles accesos o actuaciones no autorizadas. El administrador debe asegurarse de que los antivirus están actualizados en todos los equipos de la red.

Durante el mantenimiento en los servidores, se deben también instalar los paquetes y aplicaciones de actualización que los fabricantes aconsejan. Normalmente, este trabajo estas tareas suelen hacerse fuera de horas de trabajo para no afectar al servicio y trabajo diario. Cuando es necesario, se puede restaurar el sistema o por lo menos una parte. También se puede incluir reemplazar piezas de hardware. Un plan de backup suele incluirse también. Esto es importante en caso de fallo del sistema y para que el trabajo no se vea afectado. Dependiendo del tipo de datos que se almacena en los servidores, se puede elegir hacer un backup de forma diaria, semanalmente o mensualmente.

Leer mas artículos relacionados