Ordenadores y Portátiles
MMU

¿Qué es el MMU?


El hardware de un ordenador que es responsable de gestionar la memoria del sistema se llama MMU (Unidad de Gestión de Memoria). Este componente sirve como una especie de caché entre la CPU y el sistema de memoria. Las funciones que realiza la MMU se puede dividir en tres cosas, que son la gestión de la memoria hardware, la del sistema operativo y la de aplicación. Aunque esta unidad de gestión puede ser un componente separado de los demás sistemas, normalmente se encuentra integrado en la CPU.

Por norma general, el hardware asociado con la unidad de gestión de memoria incluye la memoria RAM y otros cachés de memoria. La RAM es un componente físico de almacenamiento que se localiza en el disco duro, y es la zona de almacenamiento principal donde los datos son leídos y escritos. La memoria de caché se usa para guardar copias de ciertos datos de la memoria principal.  La CPU accede a esta información que se encuentra en la memoria de caché, lo cual acelera el todo el proceso. Cuando la memoria física se queda sin espacio, el ordenador automáticamente usa memoria virtual del disco duro para hacer funcionar el programa solicitado.


La MMU asigna memoria del sistema operativo a varias aplicaciones. En la unidad de procesamiento central se encuentra el área de direccionamiento virtual, la cual está compuesta de un rango de direcciones que se dividen en páginas. Las páginas son bloques secundarios que son iguales en tamaño. El proceso de paginación automática permite que el sistema operativo use espacio de almacenamiento repartido en el disco duro.

unidad de manejo unidad de manejo

En lugar de que el usuario reciba un mensaje de error de que no tiene suficiente memoria, la MMU le dice automáticamente al sistema crear suficiente memoria virtual para ejecutar la aplicación. Un continuo espacio virtual es creado de una fuente de bloques virtuales iguales de tamaño para que la aplicación esté en marcha. Esta función es importante para hacer que el proceso funcione de forma efectiva. Crear varios tipos de espacio en memoria para diferentes programas puede causar un problema que se llama fragmentación. Esto puede llevar a no tener suficiente espacio para programas más grandes cuando el espacio total disponible es suficiente.

La gestión de memoria de aplicación encola el proceso de asignación de la memoria requerida para hacer funcionar el programa con los recursos de memoria disponibles. En grandes sistemas operativos, muchas copias de la misma aplicación pueden estar en funcionamiento. La MMU suele asignar el direccionamiento de memoria que se necesita para cada aplicación. Es más simple asignar la misma dirección para todos los programas. Aparte de esto, la MMU puede distribuir los recursos de memoria según las necesidades del momento. Cuando la operación es completada, la memoria es reciclada para ser usada en otro sitio.

Uno de los mayores desafíos para el sistema de MMU es saber cuando no se necesitan los datos y se puede descartar. Esto libera memoria para usar en otros procesos. El manejo de memoria manual y automático se ha convertido en un campo de estudio separado debido a esto. Una mala gestión de memoria es un problema grande cuando se trata de mejorar el rendimiento de sistemas de ordenadores.

 

Leer mas artículos relacionados