Modem
Ordenadores y Portátiles
Modem
Descripción de un Modem

¿Qué es un Modem?

Un Modem es un dispositivo que convierte las señales digitales producidos por terminales y ordenadores, en señales analógicas para ser llevado por cables telefónicos, los cuales están preparados para ello. A pesar de los múltiples medios para transmitir datos que existen en las redes actuales, la red telefónica tradicional sigue siendo la más utilizada cuando queremos transmitir voz y datos desde casa.

Como se ha dicho, los terminales y ordenadores transmiten datos usando señales digitales, y los cables telefónicos están diseñados para transmitir señales analógicas, por lo que se necesita un elemento que sea capaz de convertir la señal de modo a otro para poder enviar datos sobre las líneas telefónicas. Para esto se utiliza el Modem.

El término Modem es una mezcla de las dos funciones principales de este dispositivo, y que son modulación y demodulación. El modelo mas básico de un Modem consiste en un alimentador o transformador, un transmisor y un receptor. El transformador provee de la energía eléctrica necesaria para activar el equipo. El transmisor contiene un modulador, como también un filtro y un convertidor que transforma los pulsos digitales a analógicos, y con una señal de onda que pueda ser enviada por los circuitos telefónicos.

La parte receptora contiene un demodulador el cual es utilizado para revertir el proceso de modulación convirtiendo las señales analógicas recibidas, de nuevo en pulsos digitales, para que el ordenador sea capaz de interpretar la información.


Funcionamiento básico de un Modem

Podemos decir que el Modem es el encargado de marcar un teléfono para realizar una conexión con otro Modem remoto, el cual responderá a esta llamada. A Lo largo de los años las velocidades han variado de 300 bps a 56 Kbps.

Modem cablemodem

En los ordenadores actuales, ya nos podemos encontrar con un dispositivo Modem incorporado en nuestro equipo, siendo mas común encontrarlos instalados en los ordenadores portátiles. Un Modem puede ser añadido a nuestro sistema internamente vía una tarjeta PCI, o externamente por un puerto serie o USB. La configuración de estos equipos es muy sencilla, y de hecho Windows tiene un asistente para configuración de red que nos permitirá preparar la conexión con nuestro ISP de forma rápida a través de nuestro Modem.

Alternativas a los Modem tradicionales

La funcionalidad que nos ofrece un Modem tradicional – la habilidad de enviar y recibir información digital – también nos la ofrecen otras tecnologías, incluso más rápidas, también a través de las líneas telefónicas que tenemos en casa. Algunas de estas tecnologías son ISDN, ADSL o DSL.

ISDN funciona a 128 Kbps, que es mas del doble de lo que utiliza un Modem normal, pero que se aleja bastante de la velocidad de la banda ancha. ADSL puede entregar datos a 8 Mbps, aunque no está disponible en todos los lugares. Normalmente, en las ciudades y zonas urbanas no tendremos problemas para  disponer de este servicio, aunque podremos encontrar ciertas dificultades en zonas rurales. Para ello cada vez mas se está utilizando la tecnología de radio para comunicar estas áreas aisladas por ondas.

También tenemos el cable Modem, que es el único que no utiliza las líneas telefónicas. En vez de eso, usa la misma línea que provee a los consumidores el servicio de televisión por cable. Este servicio suele ser ofrecido por las compañías de televisión por cable y su velocidad es 50 veces más veloz que un Modem de marcación telefónica, aunque la velocidad de transmisión depende del número de suscriptores usando el servicio al mismo tiempo. Al ser una conexión compartida, la velocidad se reduce según aumenta el número de usuarios.

Los servicios de satélite o Wireless, son más rápidos que un Modem de 56 Kbps, y pueden ser otras alternativas a los Modem tradicionales, aunque no siempre están disponibles en el lugar donde se ubica el usuario.

Leer mas artículos relacionados

Artículos relacionados

¿Qué es MOO?