Ordenador buen estado
Ordenadores y Portátiles
Ordenador buen estado
Ordenador buen estado

¿Cómo podemos mantener nuestro ordenador en buen estado?

La higiene es importante. La mayoría de nosotros lo tenemos controlado por nosotros mismos, pero para la tecnología que manejamos, es algo más complicado de tener bajo control.  De la misma manera que tenemos nuestra casa limpia o cepillarnos los dientes para evitarnos problemas en el futuro, una prevención de los problemas más comunes del ordenador nos puede ahorrar mucho tiempo y dinero a la larga. De la misma manera, un poco de preparación y conocimiento por adelantado puede ser algo realmente importante. Para dispositivos como pueden ser ordenadores y dispositivos informáticos en general, es fácil sentirse alguna vez fuera de juego.

No se trata de que no tengamos ni idea de cómo funcionan estos elementos, ya que al fin y al cabo son máquinas y deberíamos saber como trabajar con ellas, ya que toda la documentación está disponible. Sin embargo, algunas veces puede ser  algo complejo de realizar. En ocasiones nos toca hacer cambios, ya sea de hardware o software, que nos pueden dejar el ordenador diferente a como lo teníamos. Esto puede dejarnos sin saber muy bien lo que hacer, y si encima trabajamos con nuestro ordenador, puede ser un problema grande.


Si piensas sobre el tiempo que pasas a diario con un ordenador portátil o de sobremesa, esto nos puede agobiar aun más. De alguna manera, es un círculo vicioso: No queremos tocar demasiado el ordenado internamente o modificar configuraciones por su se causan problemas. Por tanto dejamos que el ordenador esté de la misma manera en que lo comparamos, lo cual puede causar problemas. Está claro que no todo el mundo puede ser un técnico experimentado de los ordenadores, pero con unas simples rutinas y consejos, se puede mantener nuestro equipo en muy buen estado sin riesgos y sin demasiado esfuerzo.

Una de las primeras cosas de las que debemos preocuparnos para mantener nuestro ordenador en buen estado, es mantenerlo correctamente refrigerado. La mayoría de nosotros entendemos que los ordenadores no se pueden calentar demasiado. Sin embargo, la fiabilidad de los equipos modernos que compramos nos hace olvidar esta idea. Es fácil dejar que nuestros equipos simplemente estén es su sitio y solamente usarlos regularmente, apagarlos luego y olvidarnos hasta el día siguiente.

Una cosa que debemos hacer es asegurarnos de que el sitio donde estás puesto tiene espacio alrededor para ventilar bien, especialmente la parte de atrás de un ordenador de sobremesa. En un portátil debe mirarse el fondo y los lados. También debemos fijarnos si tenemos puesto nuestro ordenador al lado de la calefacción o una estufa. Te sorprendería saber como la gente nos se fija en esto, y al final acaban poniendo el equipo en el sitio más caliente de la casa, sobre todo en invierno.

Puede que hayas escuchado que quitar la tapa de la caja del ordenador es una buena idea para evitar el sobre calentamiento. La verdad es que no es correcto. La caja en general ayuda a proteger a la parte interna de polvo y suciedad, lo cual es una causa común de sobre calentamiento. Toda esta suciedad externa (polvo, pelos de animal, pelusas, etc.) calientan más el equipo porque interfieren con los ventiladores que tienen que refrigerar el equipo. Por lo tanto, la capa debe quedar siempre puesta.

Esto nos lleva a una manera de mantener nuestro equipo a la temperatura correcta y por tanto en buen estado: Limpiar o cambiar los ventiladores que mantienen todo funcionando. Hay gente que incluso instala ventiladores nuevos dentro del ordenador para asegurarse de que no se caliente demasiado. Si vamos un paso más allá, existen incluso sistemas de refrigeración por agua para incorporar a nuestro ordenador, aunque esto puede que sea algo exagerado.

Para seguir leyendo este artículo y seguir teniendo tu ordenador en el mejor estado posible, pulsa aquí.


Leer mas artículos relacionados