Ordenador refrigerado por agua
Ordenadores y Portátiles
Ordenador refrigerado por agua
Ordenador refrigerado por agua

Ordenadores refrigerados por agua

Ya estés usando un ordenador de sobremesa o un ordenador portátil, hay bastantes probabilidades de que si paras lo que estés haciendo y escuches atentamente, puedas oír el sonido de un pequeño ventilador. Si tu equipo tiene además una potente tarjeta gráfica y un procesador de alta rendimiento, puede que escuches más de uno.

En la mayoría de los ordenadores, los ventiladores hacen un buen trabajo manteniendo los componentes del PC a una temperatura adecuada. Sin embargo, para la gente que quiere utilizar hardware de alta potencia o insertan equipamiento adicional para que su ordenador vaya mucho más rápido, un ventilador puede que no sea suficiente para realizar la tarea de protegerlo del calor. Si un ordenador general demasiado calor, una refrigeración por líquido, también llamado refrigeración por agua, puede ser una mejor solución. Puede sonar extraño el poner líquidos cerca de equipamiento electrónico delicado, pero ventilar un ordenador por agua e mucho más efectivo que hacerlo por aire.

El sistema de enfriamiento de un ordenador es muy parecido al de un coche. Ambos se benefician de los principios básicos de la termodinámica – el calor se mueve de los objetos calientes a objetos fríos, es decir, según el objeto mas frío se va calentando, el objeto más frío se va enfriando. Puedes experimentar este principio ahora mismo poniendo la palma de tu mano en un punto frío de la mesa por algunos segundos. Cuando levantes la mano, tu palma se habrá enfriado ligeramente y donde pusiste la mano, se habrá calentado.


La refrigeración por agua en un ordenador es un proceso sencillo. Se añaden una serie de tubos por donde circula el agua, y se distribuye por los puntos más críticos del ordenador. Básicamente, al pasar el agua por estos conductos absorberá el calor de las piezas. La consecuencia será que el agua se calentará y la pieza del equipos se enfriará. Algo parecido con lo que ocurría en el ejemplo de la mano.

Ordenador refrigerado por agua

Muchos ordenadores despiden el calor con dispersores. Son simplemente piezas de metal que proveen de una amplia superficie para que el aire se extienda. El chip calienta el dispersor, el dispersor calienta el aire, y el ventilador mueve ese aire caliente fuera de la carcasa del ordenador.

Este sistema funciona la mayoría de las veces, pero en ocasiones, los componentes electrónicos producen más calor del que puede rechazar el ventilador. Transistores potentes de alta gama pueden ser demasiado para un sistema de ventilación por aire. Por ello, el sistema de refrigeración por aire se hace una alternativa.

El agua tiene una mayor conductividad termal que el aire, o dicho de otra forma, puede mover el calor más rápido que el aire. También tiene puede absorber más calor antes d que empieza a quemar.

Conclusión

Si estás pensando si deberías pasar tu ordenador a una refrigeración por agua, las dos razones más importantes será:

1 – Los componentes electrónicos de tu PC producen más calor del que tu sistema actual puede librarse, y por ello necesitan un mejor enfriamiento. Esto lo notarás por la elevada temperatura de la carcasa del equipo, y si tu ordenador empieza a desconectarse sin motivo, volviendo a funcionar al rato.

2 – Los ventiladores que usas para enfriar el equipo hacen demasiado ruido y quieres un método alternativo que no moleste tanto.

Otra ventaja añadida de instalar estos conductos de refrigeración, es la posibilidad de incorporar un diseño moderno y aparente a tu PC, dándole un aspecto fuera de lo común.

Leer mas artículos relacionados