Ordenadores y Portátiles
Pantallas táctiles
Pantallas táctiles

¿Cómo funcionan las pantallas táctiles?

Las pantallas táctiles en monitores, PDAs y otros dispositivos similares, se han vuelto cada vez más comunes, en gran parte porque los precios han bajado bastante en la última década. Vemos este tipo de pantallas como algo bastante corriente, pero ¿te has preguntado alguna vez como pueden reconocer el punto exacto en el que estás tocando? Hay tres sistemas básicos que son usados para reconocer: Las resistivas, capacitivas y las de superficie de onda acústica.

Los sistemas resistivos consisten de un panel de cristal normal que está cubierto con un conductor y una capa resistiva metálica. Estas dos capas están separadas por espaciadores y una capa resistente contra los arañazos, y el cual va puesto en la parte superior de todo el montaje. Una corriente eléctrica recorre las dos capas mientras que el monitor está operativo. Cuando un usuario toca la pantalla, las dos capas hacen contacto en ese punto exacto. El cambio en el campo eléctrico es anotado y las coordenadas del punto de contacto son calculadas por el ordenador. Una vez que las coordenadas son conocidas, un controlador especial traduce el toque en algo que el sistema operativo entiende. Algo parecido a como el controlador de un ratón de ordenador traduce los movimientos y los clics del ratón.


En un sistema capacitivo, la capa que almacena la carga eléctrica es emplazada en el panel de vidrio del monitor. Cuando un usuario toca el monitor con el dedo, algo de la carga es transferida al usuario, por lo que la carga en la capa capacitiva decrece. Esta bajada en la carga es medida en circuitos localizados en cada esquina del monitor. El ordenador calcula, de las ligeras diferencias en la carga en cada esquina, donde se ha producido exactamente el toque, y entonces entrega esta información al software del dispositivo. Una ventaja que tiene el sistema capacitivo sobre el sistema resistivo, es que transmite al menos un 90 por ciento de la luz del propio monitor, mientras que el sistema resistivo solo transmite aproximadamente un 75 por ciento.

En el monitor de superficie de onda acústica, dos transductores (uno enviando y el otro recibiendo), son emplazados en el vidrio de la pantalla. También se ponen reflectores – reflectan una señal eléctrica enviada de un transductor al otro. El transductor receptor es capaz de decir si la onda ha sido modificada por un toque en la pantalla en un momento dado, y por tanto lo puede localizar. La configuración de la onda no tiene capas metálicas en la pantalla, permitiendo de un 100 por ciento de luz y una perfecta claridad de la imagen. Esto hace que el sistema de superficie de onda acústica mucho mejor para mostrar gráficos en detalle.

Otra área en donde los sistemas difieren es como registrarán lo que entienden como un toque. Los sistemas resistivos registran un toque siempre que las dos capas hagan contacto, lo cual significa que no importa que lo toques con el dedo, un bolígrafo o cualquier otro objeto. Un sistema capacitivo debe tener un  conductor, usualmente el dedo, para poder registrar el contacto. El sistema de superficie de onda acústica funciona de una forma muy parecida al sistema resistivo, permitiendo el contacto con casi cualquier objeto (con algunas excepciones).

En el tema de precios, el sistema resistivo es el más económico. Es el que menos resolución y claridad tiene y las capas pueden ser dañadas por objetos afilados. El más caro suele ser el sistema de superficie de onda acústica.

Leer mas artículos relacionados