PC maintenance
Ordenadores y Portátiles
PC maintenance
PC maintenance

Como solucionar un problema con el PC

¿Te has preguntado alguna vez cuanta gente soluciona sus problemas con el ordenador sin llevarlos a un profesional, mientras otros no saben ni por donde empezar cuando se enfrentan a una avería? Arreglar y solucionar problemas con el ordenador no es un don especial, ni requiere un talento fuera de lo común. Por supuesto que la experiencia ayuda, pero no se necesitan un montón de años para arreglar tu propio PC si sabes seguir algunos procedimientos sencillos y eficaces.

Intenta comprender el problema

Antes de hacer nada, analiza la situación, intenta comprender qué está pasando, haz una lista de los síntomas del problema, aísla la zona donde el problema probablemente se esté localizado, y haz una lista de cosas a revisar.

Por ejemplo, si el problema que tienes es que tu ordenador no arranca y ni siquiera se ve una luz, piensa un poco en lo que esto significa antes de ponerte en acción. Una conclusión lógica es que no hay corriente eléctrica. Ahora piensa en lo que podría ser necesario para abastecer de energía a tu PC; un enchufe, un cable de corriente, una fuente de alimentación, etc.

Ahora que sabes los posibles puntos de fallo que han podido causar el problema, hay que ir comprobando cada uno de los puntos antes mencionados para aislar el fallo. Una vez que lo tengamos, procederemos a iniciar el arreglo.


Intenta seguir un método

Cualquier solución a un problema de ordenador empieza de la forma más básica. Afronta el problema de una forma lógica y metódica. Comienza paso a paso y progresa gradualmente sin precipitarte.

Para demostrar esto con nuestro ejemplo anterior, se podría comenzar con el enchufe de la pared. Asegúrate que el enchufe tiene corriente. Puede que algún disyuntor se haya caído. Prueba conectando otro dispositivo como una lámpara. Después puedes comprobar el cable y cualquier equipo que va desde el enchufe al ordenador (UPS, dispositivos de protección, etc.). Lo importante es que lo hagas poco a poco, y si cambias algo, cambia solo una cosa y pruébalo.

Si hace falta, toma apuntes y ves escribiendo los pasos que vas tomando. De esta manera siempre tendrás un seguimiento de lo que estás haciendo y podrás dar marcha atrás o revisar puntos anteriores.

Aislar y reemplazar

La idea en esta apartado es eliminar posibilidades mientras encuentras la manera de resolver el problema del ordenador. Normalmente, la manera mas efectiva es sustituir una pieza del ordenador que sabemos que funciona por la que sospechamos que puede estar averiada. Por poner un ejemplo, si tu monitor tiene la pantalla negra, ¿es problema del monitor o la tarjeta gráfica? Conectando el monitor de otro ordenador nos dará la respuesta y eliminará una de las dos posibilidades.

Ten la mente siempre abierta

Nunca te encierres y bloquees en un problema o solución de lo que estás convencido. Algunas veces nos obstinamos en algo y hace más difícil identificar el problema y resolverlo. Poniendo el ejemplo del monitor, no asumas que tiene que ser el monitor y descartes todo lo demás. Piensa en otros factores y posibilidades que han podido causar la avería, aunque todo apunte al monitor. En muchas ocasiones acertarás pero en otras la causa del problema vendrá de por otras vías que no te habías planteado.

Debemos recordar que un ordenador no son mas que unas cuantas piezas unidas entre si y que por medio de una combinación de hardware y software, manipulan y procesan información para nosotros. Se compone de una placa base, procesador, memoria, dispositivos de almacenamiento, tarjetas para funciones específicas y algunos periféricos. Todos juntos nos permiten ver, oír y compartir datos con otros ordenadores. Cada parte tiene su función y dependiendo del problema, podemos tener una idea de qué está fallando.

Problemas de software

Como ya sabrás, los problemas que nos encontremos no tienen que ser solamente culpa del hardware o las partes visibles del PC. Códigos mal escritos, ficheros corruptos, drives o controladores en faltantes o en mal estado, pueden causar problemas que son difíciles de solucionar. Los mismos principios se pueden aplicar aquí. Entiende el problema, recuerda los síntomas, aísla la zona problemática, y elimina cada una de las posibilidades por medio de una metodología paso-a-paso hasta que el problema se arregle.

Por ejemplo: si el software de tu tarjeta de sonido te está causando problemas (y has descartado problemas de la tarjeta), empieza por desinstalar y reinstalar dicho software para eliminar la posibilidad de ficheros corruptos. Si no funciona, prueba otro software. Si nada de esto funciona, puede que el problema sea del sistema operativo. Busca información de los síntomas en Internet, ayudas del fabricante de la tarjeta, amigos, foros etc. Hay muchas fuentes de información que te ayudarán.

Los problemas más comunes en software los suelen dar los drivers o controladores. Estos pequeños programas hacen que el hardware y el software de tu equipo se entiendan. Por desgracia, estos controladores no son perfectos. Intenta siempre tener la versión mas reciente consultando la página Web del fabricante. Busca siempre que sean compatibles con tu sistema y sean los adecuados.

Resumen de los pasos a seguir

  • Mantén la calma
  • Comprende el problema antes de hacer nada
  • Se metódico y lógico
  • Documenta los pasos que sigas
  • Encuentra el problema por eliminación
  • Ten la mente abierta y considera todas las posibilidades
  • Utiliza todos los recursos disponibles para solucionar el problema

Manteniendo estos pasos en mente te ayudarán a solucionar la mayoría de los problemas comunes que nos suelen ocurrir habitualmente.

Leer mas artículos relacionados

Artículos relacionados

Maneras de tener un ordenador saludable
¿Cómo tener un PC saludable y que no nos de problemas? Hay algunas cosas que podemos hacer y que veremos en los siguientes artículos...