Ordenadores y Portátiles
Popup
Funcionamiento de un bloqueador popup

¿Cómo funcionan los bloqueadores popup?

Nos ha pasado a todos en algún momento de nuestra navegación por Internet – estamos visitando un sitio nuevo cuando de repente tu pantalla se empieza a llenar ventanas anunciando cosas como productos y servicios de todas partes. Algunas empresas especializadas en publicidad, dicen que este tipo de anuncios popup reciben más clics que los banner estáticos que podemos ver distribuidos por la página, aunque esto puede ser más por un error que intencionadamente. En otras palabras, alguien intentando cerrar una de estas ventanas popup, puede accidentalmente hacer clic en un enlace dando al anunciante un falso positivo.

Algunas de estas ventanas popup contienen extensivas animaciones o elementos de sonido que puede distraer a los navegantes o incluso hacer imposible la normal navegación a través de una página Web. Algunas veces, un usuario puede tener que cerrar tres ventanas antes de cerrar la primera. Puede ser peor, las ventanas popup pueden contener código comprometedor para el equipo como spyware o virus informáticos.


La mayoría de estas ventanas que aparecen de la nada, son aplicaciones de Javascript, las cuales abren una nueva ventana del navegador de Internet con nuevo contenido. Esta nueva ventana aparece por encima de la página original que estabas viendo tapándola y usualmente molestando bastante. Al ser estos anuncios tan intrusitos, los usuarios de Internet han votado en estudios, que es la forma de publicidad más irritante y molesta de todos los anuncios online.

Afortunadamente existen los bloqueadores popup, o también llamados pop up blocker. Los primeros bloqueadores de este tipo, aparecieron en escena a mediados de los años noventa. El bloqueador de pop-ups más popular fue el PopUp Killer, creado por Xavier Flix. Hoy en día, este tipo de software viene empaquetado en la mayoría de los navegadores habituales.

Bloqueadores popup por software

Como se ha dicho, muchos anuncios popup están programados en un lenguaje de programación Javascript. Cuando haces clic en una página Web que contiene una ventana popup, el anuncio se activa al mismo tiempo que se carga la página en tu navegador. El código de los popup se puede encontrar dentro del código de la propia página que estamos viendo. Los bloqueadores popup están programados para escanear el código fuente de una página Web y encontrar cualquier signo de que tu navegador quiera abrir otra ventana. Si el bloqueador encuentra este código, desactiva el comando y el popup queda anulado.

No todas las ventanas popup se abren cuando la página se abre. Algunas se abren cuando pulsas en un enlace o cuando giras la rueda del ratón hacía debajo de la página Web. Un buen bloqueador puede detectar el código para estos anuncios también, aunque algunos solo pueden desactivar los popup después de que empiecen a abrirse. Si has visto alguna vez un popup aparecer y desaparecer rápidamente, este es el caso. El bloqueador ha detectado la ventana emergente después de activarse y luego la ha deshabilitado.

Algunos popup usan otros lenguajes de programación como flash. Un bloqueador basado en Javascript es inútil contra los popup flash porque cambia totalmente de método. Para bloquear este tipo de ventanas, se necesita un programa flash especial para esta tarea. Funcionan de la misma manera que los anteriores mencionados ya que encuentran los comandos que provocan la aparición de ventanas emergentes. Hay programas que incorporan Javascript y flash de forma conjunta en el mismo paquete de software.

No todos los bloqueadores popup son creados de la misma manera. Algunos son bastante buenos anulando ventanas específicas poco útiles, mientras que dejan las que nos interesan en paz. Son bloqueadores inteligentes. En general, solo deshabilitan los popup que se abren la primera vez que una página Web se carga en el navegador. Cualquier ventana popup que se abre como resultado de un usuario pulsando en un enlace, permanece tal cual.

Otros bloqueadores delegan en los usuarios para determinar que ventanas deben ser deshabilitadas o no. Ninguno de estos programas son exactamente iguales, pero generalmente se le pregunta al usuario que está navegando, si quiere anular una ventana emergente en esa sola ocasión, o de forma definitiva. Si dices que si, esa ventana es puesta en una lista negra que será denegada en el futuro. Si no quieres bloquear nada, el popup es puesto en una lista blanca, la cual es considerada de confianza.

Desventajas de los bloqueadores popup

Como ya sabemos, las ventanas popup son muy molestas en la mayoría de ocasiones, por lo que, ¿por qué no bloquearlas siempre? Algunas páginas Web usan el mismo código para abrir otra ventana que contiene información útil. Algunos sitios Web usan ventanas emergentes para que se puede navegar por las distintas partes de la Web. Otros sitios usan ventanas popup para que el usuario pueda rellenar formularios u otros informes sin tener que abandonar la página principal. Este suele ser el caso cuando intentamos descargar un archivo. Por eso, se intenta perfeccionar este tipo de bloqueadores para que hagan una diferenciación.

Las posibles desventajas que podemos tener, es que le bloqueador no discrimine adecuadamente y no podamos continuar una navegación normal porque la ventana que tendría que aparecer está siendo prohibida. Muchas personas abandonan el sitio Web pensando que es culpa de la propia Web, mientras que en realidad es el bloqueador que no está debidamente configurado. Si esto te ocurre alguna vez, revisa el bloqueador popup de tu navegador para asegurarte de que no es el culpable.

Leer mas artículos relacionados