Ordenadores y Portátiles
Presentaciones en red
Presentaciones en red

Las presentaciones en red

Para terminar con nuestro artículo sobre el sistema de escritorio compartido, veremos otra de sus funciones más populares: la presentación en red. Al igual que la conexión remota y la colaboración en línea que hemos visto en anteriores apartados de este artículo, las presentaciones en red usan la misma tecnología básica de escritorio compartido. En las presentaciones en red, el presentador comparte su escritorio con un grupo de usuarios remotos para mostrar toda clase de presentaciones en PowerPoint, Visio, o cualquier programa que se suela utilizar para estos temas. Puede hacerlo con imágenes, videos o documentos de texto, y es algo menos colaborativo. Esto se traduce a un estructura de una o pocas persona a otras muchas. Muchos conocen esto como seminarios Web o presentaciones online, y normalmente el presentador envía un email para invitar a un grupo de personas que pueden atender la presentación. Se suele incluir un enlace y un código de acceso. Cuando el invitado hace clic en el enlace e ingresa el código de acceso, se conecta a la presentación virtual.

En un seminario Web solo puede haber un presentador al mismo tiempo. El presentador puede compartir su escritorio, compartir las presentaciones con programas (como los que hemos mencionado antes), compartir aplicaciones y software en el ordenador anfitrión. Con el software utilizado en estas presentaciones en red, es sencillo cambiar de presentador. Cada presentador puede entonces compartir los archivos que tiene en su ordenador. De todos modos, no suele haber demasiados cambios en este tipo de presentaciones virtuales en red, ya que el que convoca la reunión, suele llevar la presentación por completo. Habitualmente se utilizan para temas de trabajo, como por ejemplo para comerciales presentando a otra compañía sus productos, formación interna de una compañía, reuniones de trabajo remotas, etc.


Como en otras formas de escritorio compartido, el audio normalmente se separa de la propia presentación Web. La solución más común es usar la teleconferencia. Cuando el presentador envía su invitación a los demás para el seminario Web, puede incluir una conferencia de llamada con un número para marcar y un código de acceso. Los invitados tendrán que marcar esté número para conectarse a la conferencia y luego conectarse al seminario Web (o al contrario). Algunos servicios de suscripción para estos seminarios ofrecen una opción para fusionar varias modalidades usando VoIP.

Otra de las modalidades que tenemos con escritorio compartido es la de aplicaciones compartidas. Al igual que los demás servicios de los que hemos hablado, la tecnología se basa en compartir la pantalla con otras personas. Las aplicaciones compartidas usan Internet para remotamente ver y controlar una aplicación particular de software en el ordenador de otra persona. El gran beneficio de esta modalidad es que un usuario remoto puede trabajar con un software que está instalado en otro ordenador, incluso si dicho software no es compatible con su sistema operativo, o si requiere mucha potencia de procesamiento que su ordenador no tiene. Esto es porque el usuario remoto no está realmente trabajando con ese software en su ordenador, solo lo está viendo y manejando en el ordenador remoto o anfitrión.

Por ejemplo, un arquitecto quiere presentar el diseño de un nuevo edificio a sus compañeros de trabajo y colaboradores. Uno de los colaboradores está de vacaciones en las islas Canarias y solo tiene un viejo ordenador portátil que se ha llevado con el. Con las aplicaciones compartidas, el arquitecto puede compartir su propio escritorio con este colaborador y dejarle trabajar con cualquier programa que necesite sin tener que utilizar los recursos de su viejo portátil. Este servicio es particularmente útil para representantes y comerciales. En tiempos pasados, la única manera que tenían los clientes potenciales para probar un nuevo programa, era viajar a un sitio concreto donde se hacía una presentación general. Hoy en día no solo se puede hacer la presentación remotamente, sino que se le puede dar al cliente la posibilidad de probar la aplicación aunque esté a cientos kilómetros de distancia.

Leer mas artículos relacionados