Ordenadores y Portátiles
Problemas Fax
Problemas Fax

Solucionar problemas Fax

Para terminar con nuestro artículo sobre las máquinas Fax, es muy aconsejable tener algunas nociones de como solucionar los típicos problemas que nos puedan surgir. Las máquinas Fax son piezas complicadas de un equipamiento con delicados sensores, motores y partes móviles bien calibradas. Muchos sabemos lo frustrante que puede ser que un papel se quede atascado en el Fax y los que nos gustaría darle una patada a la máquina, aunque hay otras soluciones menos drásticas. A continuación hay algunos consejos para los problemas más comunes que nos podemos encontrar en una de estas máquinas: calidad de imagen atascos de papel y problemas de conectividad. El problema de calidad de imagen en los Faxes suele ser que las páginas salen demasiado oscuras, demasiado claras o simplemente no se pueden leer al aparecer manchada con líneas o puntos a los largo del papel. Para las páginas oscuras y demasiado claras, la solución puede ser tan simple como cambiar la configuración en el Fax receptor. Si el Fax receptor tiene una función de probar la impresión y la página sale limpia, es probable que el problema esté en la máquina que está enviando la información. Si esto es lo que pasa, el encargado del Fax que está enviando las hojas con datos debe hacer algunas tareas de mantenimiento.

Lo primero que debería hacer la persona en la máquina de origen, es levantar el área de introducción de documentos y limpiar todas las superficies y partes móviles con un trapo o tela ligeramente mojado. Si la máquina Fax es uno de esos dispositivos "todo en uno" que también funciona como un scanner y fotocopiadora, se debe limpiar el cristal del scanner con algún limpiador de cristales convencional. Si el chequeo de impresión aparece con líneas y puntos, entonces el problema está en la punta receptora. La causa más común de copias sucias es porque el toner tiene una fuga o se ha derramado tinta por algún motivo. Las impresoras láser y máquinas Fax usan grandes cartuchos que contienen normalmente toner de tinta negra seca y en polvo. Si abres la puerta de impresión en el Fax y ves un puñado de este material por todos lados, lo mejor es retirar al cartucho del toner y agitarlo un poco. Si la tinta cae al suelo fuera del cartucho, se debería comprar uno nuevo. Las impresoras Inkjet y los Fax usan tinta líquida, no el toner seco comentado antes. Si ves goteos o restos de tinta seca en el área de impresión, hay que ir pensando en reemplazar los cartuchos de tinta y hace runa buena limpieza del área también.


Como se ha comentado, los atascos de papel son otro de los problemas más comunes con los que nos solemos encontrar. Si tienes una máquina Fax de pequeño tamaño, solo hay dos áreas donde el papel se puede quedar atascado: El alimentador de documentos y el área de impresión. Los Fax más grandes tienen más componentes y partes móviles donde el papel se puede quedar atascado, pero afortunadamente esas máquinas suelen venir con sensores para avisar donde está localizado el atasco. La clave para retirar un papel atascado en una máquina Fax es siempre tirar del papel en la dirección natural en la que se está moviendo. Hacerlo en la dirección opuesta puede dañar ruedas y mecanismos, o dañar el propio papel en la máquina. Si la máquina muestra un error, lo mejor es verificar el manual, hacer una búsqueda en Internet o llamar al fabricante para ver lo que significa ese error. Si estás recibiendo un montón de errores de comunicación, asegúrate de que la línea telefónica está bien conectada y que puedes oír un claro tono de marcado del teléfono receptor. Si no es así, puede que tengas que contactar con la compañía telefónica y que verifiquen la línea.

Para terminar el artículo, hablaremos un poco de las máquinas Fax portátiles. Mientras este tipo de dispositivos siga siendo una parte importante de nuestro trabajo, toda oficina tendrá una o varias. Sin embargo, ¿qué ocurre si una parte importante de nuestro trabajo no es estar en la oficina? ¿Como se supone que puedes recibir y enviar faxes si estás en carretera o en otro lugar alejado de tu puesto de trabajo? Las nuevas tecnologías que nos permiten conectarnos a Internet prácticamente desde cualquier sitio, ha sido crucial para este tipo de empleados o ejecutivos. Para aquellos que siguen necesitando recibir los informes en papel, las Fax móviles entran en escena. Un modelo estándar tiene un peso aproximado de un kilo y un tamaño parecido al de un portátil. El uso es muy sencillo, donde hay una ranura para introducir el documento y escanearlo. Luego solo hay que marca el número de teléfono y pulsar el botón de enviar. La máquina solo necesita tener una señal en el rango de un teléfono móvil. En el caso de Europa, GSM es la tecnología utilizada para este servicio.

Leer mas artículos relacionados