QoS
Ordenadores y Portátiles
QoS
QoS

¿Qué es exactamente el QoS?

QoS o también llamado calidad de servicio, es un método de proveer un mejor servicio para un tipo de tráfico específico sobre varios tipos de redes de paquetes conmutados. La red utilizada puede ser Ethernet, inalámbrica o de otro tipo, ya que las técnicas de QoS son aplicables a prácticamente todos los fabricantes y modelos de red. Lo que hace QoS es determinar un método de elegir el tráfico que debe ser prioritario en un segmento de red. Un ejemplo de un entorno que usa QoS sería un sistema de telefónica IP en una red corporativa. Imagínate que una corporación crea una red de paquetes conmutados con diez ordenadores usando una estructura Ethernet. La compañía entonces conecta un router y otros tipos de hardware para conectarse a Internet. La calidad de servicios realmente no se ve afectado por este entorno, porque todo el tráfico es básicamente del mismo tipo.

Sin embargo, la compañía decide añadir un nuevo sistema de telefonía a su red sobre una tecnología IP. Entonces la calidad de servicios si se vuelve algo a tener en cuenta. La función básica de QoS es asegurar que todos los tipos de tráfico están consiguiendo el ancho de banda que necesitan para funcionar al nivel deseado. En este caso, se usaría para asegurar que los teléfonos están consiguiendo suficiente ancho de banda para que no haya lentitud o cortes en las llamadas, y lo mismo para ciertas aplicaciones que se hacen con los ordenadores.


La calidad de servicio tiene mecanismos de control para reservar recursos, lo cual permite a los administradores configurar un nivel de servicio deseado para cada tipo de tráfico en la red. Al permitir que los teléfonos IP tengan un QoS más alto que el tráfico de Internet, habrá menos interferencia cuando se usen los teléfonos porque la red detectará las llamadas y ajustará el ancho de banda de una forma apropiada. Las redes de ordenadores tienen también que tener en cuenta cosas como la congestión. Viendo el ejemplo anterior, cuando dos usuarios están navegando por Internet y de repente se inician tres llamadas telefónicas, la red debe ser capaz de decidir qué hacer con todo el tráfico que se está generando.

En muchas ocasiones, una buena porción del tráfico será gestionado usando una tecnología llamada encolamiento, la cual permite que el tráfico pueda ser almacenado hasta que sea procesado dependiendo del método de encolamiento que se está usando. Piensa en este método de este modo: Supón que hay cinco líneas de teléfono que van a activarse en la organización pero solo dos personas están disponibles para contestar las llamadas en un momento dado. Un sistema de encolamiento podría recibir todas las llamadas entrantes y encaminar dos llamadas a los empleados que están disponibles, mientras que continúa gestionando las otras llamadas.

Dos de los tipos de encolamiento más usados son FIFO y encolamiento de prioridad (Priority queuing). El primero permite que el primer tráfico en la cola sea el primero que salga. En el ejemplo anterior, esto permitiría que la tercera persona que llama sea la siguiente llamada que se coja, dejando a las dos llamadas que quedan esperando. Priority queuing permite diferentes tipos de tráfico ser asignados una prioridad, y tener ancho de banda asignado a este tráfico según aumenta la necesidad. Si al tráfico de telefonía se le da una prioridad más alta sobre el tráfico de datos en la misma corporación, según los empleado usen el teléfono, Internet comenzará a ir más lentamente para otros usuarios. El tráfico que no sea de telefonía será más restringido para permitir que las llamadas telefónicas tengan una mayor calidad de servicio.

La tecnología de QoS tiene muchas variantes, y según crecen las redes y mejoran los sistemas, se usa cada vez más. Por tanto, es un sistema que se debe tener en cuenta en cualquier red hoy en día.

Leer mas artículos relacionados