Raton
Ordenadores y Portátiles
Raton
Raton

¿Cómo funciona un ratón en mi ordenador?

Los ratones para ordenador entraron en la escena pública con la introducción de los ordenadores Macintosh en los años ochenta, y desde entonces han ayudado a redefinir la manera de usar los ordenadores. Cada uno de los días que usas tu ordenador, coges el ratón cada vez que quieres hacer un movimiento del cursor o activa algo. El ratón siente el movimiento que realizas y al hacer clic envía al ordenador una señal para que pueda responder apropiadamente. Todo esto parece muy sencillo y comprensible, pero ¿Cómo funciona realmente por dentro? Es increíble lo fácil y efectivo que un ratón de ordenador puede ser, y es también curioso lo que tardó este dispositivo en hacerse parte de nuestra vida diaria. Teniendo claro que la gente tiende a apuntar hacia las cosas – normalmente antes incluso de hablar – es sorprendente que se tardara tanto en desarrollar un dispositivo que apuntara a lo que estamos mirando. Aunque fue originalmente concebido en los años sesenta, tuvo que pasar un par de décadas antes de que el ratón informático fuera aceptado para uso público.

Al principio no había necesidad de apuntar a cosas porque los ordenadores usaban interfaces bastante básicos par funcionar, como las máquinas de teletipo o tarjetas para introducir datos. Los terminales de texto más tempranos no hacían nada más que emular un teletipo (usando la pantalla para reemplazar el papel), por lo que pasaron algunos años hasta antes de las teclas con flechas pudieran ser encontradas en la mayoría de los terminales. Los editores de pantalla completa fueron los primeros dispositivos que se beneficiaron realmente de los cursores con flechas, y ofrecieron a los usuarios la primera manera de apuntar. Los punteros bolígrafo fueron usados en varias máquinas como dispositivos para apuntar hacia objetos durante muchos años, y otros elementos como los joy sticks y similares fueron muy populares en los años setenta. Sin embargo, ninguno de estos realmente despegó como un puntero estándar para que la gente los utilizara.


Cuando el ratón de ordenador entró en escena, conectado a un ordenador Mac, fue de inmediato un rotundo éxito. Había algo sobre este dispositivo que era completamente natural. Comparado con otros dispositivos, los ratones son extremadamente económicos y ocupan muy poco espacio en nuestra área de trabajo. En el mundo de los ordenadores personales de Microsoft (PC), el ratón tardó algo más en introducirse, principalmente por la falta de soporte del propio sistema operativo. Cuando entró en escena el OS Windows 3.1 con un interfaz gráfico estándar, el ratón fue añadido como un elemento común más de forma muy rápida. El interior de estos ratones era muy simple y tenía solo unos cuantos elementos para hacerlo funcionar. Al fin y al cabo, su misión también es sencilla y es solo un apoyo para nuestra experiencia frente al ordenador. La meta principal de cualquier ordenador es traducir el movimiento de la mano en señales que el ordenador puede usar.

Aunque ahora tengamos ratones de todo tipo, los primeros ratones utilizaban una bola para detectar los movimientos (y fue así hasta hace relativamente poco). La bola simplemente hace contacto con la superficie de la mesa donde estamos, y gira cuando el ratón se mueve. Dos rodillos dentro del ratón tocan la bola. Uno de los rodillos detecta los movimientos en una dirección determinada, y la otro bola hace exactamente lo mismo pero en otra dirección diferente. Cuando la bola gira, uno o ambos rodillos giran también. Cada rodillo se conecta con un eje, y este hace girar un disco con agujeros. Cuando el rodillo gira, el eje y el disco hacen lo mismo. En ambos lados del disco hay un LED y un sensor infrarrojo. Los agujeros en el disco rompen el haz de luz que emite el diodo, pro lo que el sensor infrarrojo consigue ver el pulso de luz. El promedio de los pulsos de luz está directamente relacionado con la velocidad del ratón y la distancia que viaja.

Un procesador integrado en un chip conectado a una placa, lee los pulsos de los sensores infrarrojos y los convierte en datos binarios que el ordenador puede comprender. El chip envía los datos binarios al ordenador por medio del cable del ratón (recordemos que no había ratones inalámbricos entonces). En este conjunto parcialmente mecánico, es el disco el que se mueve mecánicamente, y el sistema óptico cuenta los pulsos de luz. Hay dos LEDs infrarrojos como también una pareja de sensores, uno a cada lado del disco. Esta estructura permite al procesador detectar la dirección de rotación del disco. Hay una pieza de plástico con un pequeño agujero localizado entre el disco y cada uno de los sensores.

La pieza de plástico provee de una ventana por la cual el sensor infrarrojo puede “ver”. La ventana en un lado del disco está un poco más elevada que la del otro lado. Esta diferencia causa que los  dos sensores infrarrojos puedan ver pulsos de luz en momentos ligeramente diferentes. Hay momentos donde uno de los sensores verá un pulso de luz cuando el otro no puede, y al revés. En la siguiente parte del artículo veremos como se conectan a nuestro equipo y los tipos que hay. Lo puedes ver pulsando aquí.

Leer mas artículos relacionados