Ordenadores y Portátiles
Recursos compartidos
Recursos compartidos

Funcionamiento de los recursos compartidos

Varias compañías y organizaciones están trabajando juntas para crear un grupo de protocolos estandarizados para hacer más fácil la agrupación de ordenadores en todos los entornos. Actualmente es posible crear redes distribuidas como se ha explicado, y de hecho existen unas cuentas, pero lo que falta de momento es un acercamiento de mutuo acuerdo entre las distintas corporaciones. Esto significa que dos redes distribuidas puede que no sean compatibles entre si, porque cada una está trabajando con sus propios protocolos y herramientas.

En general, un sistema de computación distribuida, necesita:

  • Al menos un ordenador, usualmente un servidor, el cual administra todas las tareas del sistema. Mucha gente hace referencia a este tipo de ordenador como nodo de control. Otras aplicaciones y servidores Web – tanto físicas como virtuales – proveen de servicios específicos al sistema.
  • Una red de ordenadores con un software especial para convertirla en una red distribuida. Estos ordenadores funcionan como punto de intermediación entre el usuario y los recursos del sistema, para darle acceso a las distintas aplicaciones. Puede ser ordenadores con el mismo sistema operativo, llamado sistema homogéneo, o un grupo de equipos funcionando con todo tipo de OS que podemos imaginar, llamado sistema heterogéneo.
  • Un red de este tipo, puede ser desde un sistema completamente cableado entre si, donde cada ordenador conecta con el sistema mediante cables físicos, hasta un sistema abierto donde los ordenadores se conectan entre si a través de Internet.




  • Una colección de software de ordenadores llamado “middleware”. El propósito de este software es permitir a diferentes ordenadores, funcionar con un proceso o aplicación en toda la red de máquinas. El middleware, es de alguna manera el motor del sistema de computación distribuida. Si esto, la comunicación por todo el sistema sería imposible. Como todo el software en general, no hay un formato único para middleware.


redes distribuidas

Como se ha dicho, si el middleware es el motor para una de estas redes distribuidas, el nodo de control es el núcleo. Este nodo prioriza y organiza las tareas por toda la red. El trabajo del nodo de control es determinar qué recursos podrán ser accesibles para cada tarea. También debe monitorizar el sistema para asegurarse de que no se sobrecargue. Es también importante cada usuario conectado a la red, no experimente cortes de servicio o un bajo rendimiento. Para ello, un buen sistema de computación distribuida, debería “ocultar” recursos compartidos que no se están utilizando, para delegar rendimiento a las que si se usan, y sin impactar a la red en general.

La potencia de una red distribuida es ilimitada, siempre que todos se pongan de acuerdo en las aplicaciones y herramientas a utilizar. Esto es porque sin un formato estándar y desarrolladores informáticos adecuados, uno de estos sistemas puede tener problemas para funcionar con ciertos programas. Aunque es posible hacer diferentes versiones de la misma aplicación para sistemas distintos, lleva mucho tiempo y muchos programadores informáticos no quieren hacer el trabajo dos veces. Por esto es tan importante crear unas normas estándar para que los desarrolladores se centren en un solo formato mientras crean sus aplicaciones.

Redes distribuidas existentes

Hay varios de estos sistemas en marcha hoy en día, aunque muchos de ellos solo no se pueden definir totalmente como red distribuida. Las organizaciones de investigación y académicas son las que más proyectos tienen abiertos utilizando este sistema. Estos sistemas se aprovechan de la potencia de ordenadores que no se están utilizando. Podemos decir que un término más exacto para una red como esta podría ser un sistema de ordenadores compartidos.

El más conocido y que seguramente te sonará, es SETI, o búsqueda de inteligencia extraterrestre. Esta red fue de las primeras en utilizar un sistema de red distribuida y atraer la atención popular. La misión del proyecto SETI es analizar los datos reunidos de radio telescopios para buscar signos de vida alienígena. Para un ordenador solo, sería demasiada información para procesar, por lo que se pensó en crear un programa llamado SETI@home, el cual agrupa ordenadores de todo el mundo para formar un súper ordenador virtual.

En la siguiente y última parte de este artículo, veremos algunos inconvenientes y preocupaciones de las redes distribuidas. Puedes verlo pulsando aquí.

Leer mas artículos relacionados