Ordenadores y Portátiles
Redireccion DNS

¿Qué es una redirección DNS?


Una redirección DNS es cuando se desvían resultados de un servidor DNS. Este tipo de redirección es usado sobre todo por proveedores de servicios de Internet para mostrar una búsqueda o página de ayuda en lugar de un mensaje de error cuando un sitio Web no puede ser encontrado. También se puede usar para bloquear páginas Web que contienen contenido peligroso o que no es lega. Sin embargo, también puede ser usado en cierto tipo de ataques para conseguir información privada, por lo que hay que tener cuidado en ciertos sitios a los que accedemos.

Lo cierto es que la tecnología  DNS es un elemento esencial en el mundo de Internet. Los DNS traducen un nombre de dominio que podemos ver en una URL en una serie de números llamados direcciones IP. Un navegador Web u otro tipo de programa entonces contactará con un servidor que tenga esa dirección IP. Si un nombre de dominio no tiene una IP que corresponda en la configuración DNS, el sistema devolverá un mensaje de que el dominio no existe. Estas respuestas de error (muchas veces por no escribir bien el nombre de dominio), usualmente hace que nuestro navegador Web nos devuelva una pantalla con el mensaje de error.


La redirección DNS elimina este error mostrando en su lugar una página de ayuda gestionada por la ISP. Estas páginas a donde se desvía la petición suelen tener sugerencias cercanas a lo que ha tecleado el usuario. Esto puede ser de ayuda para usuarios que pueden quedar confusos con mensajes poco entendibles y complejos. También puede ser una fuente de ingreso adicional para la IPS ya que en estas páginas donde se hace el desvío suele haber publicidad puesta por el proveedor. También puede haber problemas en aplicaciones que se basan en los resultados mostrados por DNS, por lo que redireccionar las peticiones puede dar soluciones temporales a estos programas.

Aparte de redirigir las peticiones que van a páginas que ya no existen, este sistema puede ser usado para bloquear el acceso a sitios donde se ha visto que existen programas destinados a capturar datos del visitante, como puede ser malware o virus. En lugar de mostrar dicha página, el DNS devolverá una página informativa de que ese sitio ha sido bloqueado. Esta técnica es usada por algunas ISP pero también puede ser usada por compañías u organizaciones privadas que tengan su propio DNS.

También existen técnicas de hacking que pueden usar las redirecciones DNS para propósitos más oscuros. Una persona con los conocimientos necesarios puede inyectar configuraciones no esperadas en servidores vulnerables y hacer que las redirecciones se hagan según ellos quieran. Esto podría llevar las peticiones de los usuarios a sitios fraudulentos. Esto es muy peligroso en el caso de que los sitios afectados sean por ejemplo bancos o lugares donde hay que teclear el usuario y la contraseña. Por supuesto, no hace falta decir que estas prácticas son ilegales y perseguidas por la ley.

 

Leer mas artículos relacionados