Ordenadores y Portátiles
Reproductor Windows Media Portable
Reproductor Windows Media Portable

¿Cómo funciona el Reproductor Windows Media Portable?

En un artículo hablábamos del Gizmondo como consola móvil para jugar, ver películas, escuchar música y muchas más cosas. Este pequeño dispositivo que podemos llevar con nosotros a cualquier sitio está pegando fuerte en el mercado, aunque no es el único elemento móvil con unas características similares, ya que el mercado es muy grande. En nuestra sociedad cada vez más en movimiento, la movilidad es esencial. Gracias a dispositivos fáciles de transportar, productos de alta tecnología como pueden ser los ordenadores portátiles, teléfonos móviles, PDAs y los reproductores MP3 portátiles, muchas de las tareas que se pueden hacer en casa en un ordenador personal, se pueden hacer ahora en cualquier sitio, incluso estando de viaje. Uno de estos dispositivos es el Reproductor Media Portátil, donde puedes almacenar y acceder a prácticamente todos los archivos de entretenimiento digital en un único y ligero aparato del tamaño de una novela. Pueden almacenar programas de televisión, películas, música, fotos, y otros formatos. Se puede incluso conectar este dispositivo a una televisión o equipo estéreo cuando no hace falta estar en movimiento.

El Reproductor Windows Media Portable (PMC) actualmente puede almacenar hasta 40 Gigabytes, y puede alojar música, fotos y contenido de video. Uno de estos dispositivos puede almacenar un buen número de horas de video y canciones (hasta 10 mil horas de música) y por supuesto cientos de miles de fotografías. Los formatos soportados son los más habituales que podemos encontrar en un ordenador cualquiera. La versión del reproductor de Windows 10 tiene integrada la capacidad de convertir archivos de video y fotografías en un formato y tamaño que el PMC puede gestionar, por lo que es conveniente tenerlo en cuenta si decidimos comprar uno de estos equipos. De la misma manera, podemos utilizar este reproductor de Windows para transferir archivos desde un ordenador personal a uno de estos centros multimedia portátiles por medio de un cable USB. El PCM aceptará música copiada desde un CD, fotografías desde una cámara digital, videos personales grabados con programas de grabación de video, y por supuesto, videos descargados de Internet.


Estos dispositivos también disponen de servicios online para bajarse música directamente pagando una tarifa. Sin embargo, los DVDs no pueden ser transferidos al dispositivo por temas de restricciones de protección de datos. Como se ha dicho, podemos usar el reproductor de Windows para hacer transferencias. Si el dispositivo portátil no puede soportar el formato o tamaño de un archivo en particular, el reproductor de Windows /versión 10) lo convertirá para que pueda valer. Puedes sincronizar el reproductor al tipo de medio que quieres cada vez que conectes un PMC a tu ordenador. El proceso es muy sencillo y lo podemos hacer en unos pocos minutos. Lo primero es instalar la versión 10 del reproductor de Windows comentados antes. El centro multimedia portátil tiene un puerto USB 2.0 que tiene que ser conectado a nuestro ordenador, lo cual detectará automáticamente el reproductor de Windows. Nos dirá si queremos sincronizar ambos equipos. Le diremos que si.

Durante esta sincronización, se nos dará la oportunidad de configurar los ajustes de sincronización. Lo aconsejable es dejar los ajustes por defecto ya que funcionarán perfectamente para nosotros. Cuando haya terminado de sincronizar, podemos cerrar la ventana. Puede que nos aparezca un mensaje de actualización, por lo que es conveniente aceptar dicha actualización. El reproductor sincroniza todos los archivos seleccionados de audio, video, e imágenes al PMC, incluyendo las portadas de los CDs, si lo hemos elegido. El tiempo que dura esto puede ser desde unos segundos a algunas horas, dependiendo del número y tamaño de los archivos. Una vez completada la sincronización, se nos dará una breve información de lo que ha tenido lugar. Con esto, ya podemos desconectar el cable. Por defecto, el reproductor de Windows sincroniza todos los formatos de archivos, aunque podemos cambiar esto en la pestaña de sincronización.

Hay tres tipos principales de este tipo de reproductor multimedia portátil, y son: Creative Zen Portable Media Center, iriver PMC-120 y el PMC-140 y el Samsung Yepp YH-999. De todos modos, existen alternativos a estos reproductores de Windows, como es el caso de la serie Archos. ¿Cuál será el futuro de estos dispositivos? Solo el tiempo lo dirá. Aunque estos dispositivos son más grandes y pesados que otros reproductores, como por ejemplo el iPod de Apple, también tienen pantallas más grandes y un sistema operativos más familiar para los usuarios, y más diversidad de contenido. Se promete más contenido en el futuro especialmente diseñado para este medio.

Leer mas artículos relacionados

Artículos relacionados

Cosas que puede que no sepamos del formato MOV
El formato MOV lleva ya mucho tiempo entre nosotros y de hecho fue el primer archivo de multimedia. Veremos en el siguiente artículo alguns de sus ventajas y desventajas comparado con otros archivos similares...