Ordenadores y Portátiles
Resolución de pantalla
Resolución de pantalla

La resolución de pantalla

La mayoría de la gente está familiarizada con el concepto de resolución de pantalla. La resolución es la medida de cómo píxeles individuales en un televisor o el monitor de un ordenador, puede mostrarlos de una sola vez. El viejo tubo de imagen en los televisores CRT, puede mostrar el equivalente de 300 mil píxeles. Los HDTV más modernos pueden mostrar más de dos millones de píxeles. Con más píxeles, la imagen puede ser vista con un mayor número de detalles. Es la diferencia entre pintar un retrato con un rodillo de pintar paredes o con un delicado pincel. La manera estándar para clasificar la resolución de los televisores es con números, como por ejemplo 480i, 720p y así sucesivamente. Cuanto más grande sea el número, más resolución tendrá la pantalla.

Los promedios de refresco en televisores y monitores de ordenador son medidos en hertzios. Un promedio de sesenta veces por segundo se traduce a 60 hertzios. Dependiendo del tipo de pantalla, que puede ser entrelazado o progresivo, el refresco será diferente. En los televisores del tipo entrelazado, la mita de la pantalla se refresca 60 veces por segundo. Refresca primero las líneas pares horizontales y luego las líneas impares. El resultado es que toda la pantalla se refresca 30 veces por segundo.


En el escaneado de una televisión progresiva, toda la pantalla se refresca 60 veces por segundo. El resultado es que los televisores progresivos tienen una pantalla más definida cuando estamos viendo deportes o cualquier cosa donde haya mucho movimiento. Todos los monitores de ordenador son de escaneado progresivo. Algunos tienen incluso tasa de refresco mayores. Este es el motivo por los que los SDTVs entrelazados hacen que los monitores de ordenador hagan esos destellos, Es porque no pueden refrescar la pantalla lo suficientemente rápido cuando bajamos la pantalla con el cursor.

La resolución es importante, pero también hay que tener en cuenta la relación de aspecto. La meta cuando conectas el televisor como monitor es hacer que toda la imagen quepa dentro de los límites de la pantalla del televisor. Los SDTVs usan un 4:3 de relación de aspecto -  el promedio lo ancho de la pantalla contra la altura es de 4 a 3. Los HDTVs tienen una relación de aspecto de 16:9. Mientras que los monitores de ordenador comparten esas tasas de aspecto, no todos los hacen, y tu ordenador puede soportar diferentes resoluciones de pantalla con diferentes relaciones de aspecto.

De hecho, en las preferencias de un monitor, las relaciones de aspecto no suelen ser dadas, y en lugar de eso se mostrará la resolución. Las medidas horizontales y verticales son la manera más común para etiquetar la resolución de un monitor de ordenador. Las resoluciones más típicas  son 800 x 600 y 1024 x 768. Si no sabes la resolución de tu monitor, lo puedes ver pulsando el botón derecho del ratón sobre el escritorio de tu pantalla, y selecciona “Propiedades”. En un MAC se puede ver eligiendo “Propiedades de sistema” y “Mostrar”.

El truco es encontrar la resolución que mejor se ajuste a la relación de aspecto de tu televisor. Muchos sistemas operativos modernos usualmente pueden encontrar la relación de aspecto del monitor de forma automática. Si tu ordenador no lo hace, lo puedes ajustar manualmente en las preferencias del ordenador. De todos modos, hay más cosas que tener en cuenta, aparte de la resolución y la relación de aspecto. Hay que seleccionar los cables que hay que utilizar. Lo veremos en el siguiente artículo, y lo puedes ver pulsando aquí.

Leer mas artículos relacionados